La ONU dice que los combates en Pakistán causaron más de 900.000 desplazados en dos semanas

  • Ginebra, 15 may (EFE).- Los combates entre el ejército de Pakistán y los talibanes han provocado el desplazamiento forzado de más de 900.000 personas en menos de dos semanas, sostuvo hoy Naciones Unidas.

Ginebra, 15 may (EFE).- Los combates entre el ejército de Pakistán y los talibanes han provocado el desplazamiento forzado de más de 900.000 personas en menos de dos semanas, sostuvo hoy Naciones Unidas.

"Desde el 2 de mayo, 907.000 personas han sido registradas como desplazadas", declaró el portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), William Splinder, quien agregó que un desplazamiento de tales proporciones "es enorme para cualquier estándar".

"Miles de desplazados" paquistaníes se presentan "cada hora" para ser registrados como tales y poder recibir algún tipo de ayuda, dijo Splinder.

Estos se suman a una oleada anterior de 550.000 personas que huyeron de sus hogares desde el pasado agosto, con lo que la población desplazada total es de casi 1,5 millones.

Según el organismo, sólo el 20 por ciento de los desplazados vive en los 12 campamentos existentes, pues el resto se aloja en viviendas de familiares, amigos o ha alquilado algún lugar para vivir.

Por su parte, la portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Emilia Casella, dijo que "es imposible" saber con certeza si el ritmo de desplazamientos se está acelerando o disminuyendo.

Pero para dar una idea de la situación, mencionó que sólo durante las cinco horas en que se levantó el toque de queda en una zona el pasado domingo, "100.000 personas pudieron huir".

En una conferencia de prensa telefónica desde Pakistán con periodistas en Ginebra, el representante de Unicef en ese país, Martín Mogwanja, dijo que, aparte de los desplazados registrados, "se cree que hay decenas de miles de desplazados más que no están contabilizados" en los números proporcionados hoy.

Sostuvo que por el momento no se han visto "casos de hambruna ni de desnutrición severa en niños", gracias a que los desplazados venían de una situación estable en sus hogares, pero advirtió de que esta situación puede invertirse rápidamente si no reciben ayuda masiva.

Mogwanja recordó que todavía hay poblaciones enteras atrapadas por los combates y mencionó que se han recibido informaciones de que los insurgentes talibanes bloquean el paso de los habitantes que intentan huir de las hostilidades.

En las zonas donde ha sido posible, "entre el 90 y 100 por ciento de la población se ha ido", recalcó.

Debido a la inseguridad, todo el personal de la ONU tuvo que evacuar las zonas de más peligro, por lo que "no sabemos cuál es la situación de la gente que sigue allí".

Indicó, sin embargo, que hay testimonios que dan cuenta de condiciones muy difíciles, "sin electricidad, agua, todos los servicios, incluidos bancos, cerrados, y provisiones de comida muy limitadas".

Ante esta emergencia, el responsable de ACNUR, Antonio Guterres, viajó a Pakistán para evaluar personalmente la situación.

En su primera reacción durante esa visita señaló que "si no movilizamos de inmediato una ayuda masiva, la crisis de los desplazados en Pakistán podría tener un terrible impacto en las poblaciones afectadas", según una declaración difundida en Ginebra.