La ONU está preocupada por las actividades de Hizbulá fuera del Líbano

  • Naciones Unidas, 7 may (EFE).- La ONU expresó hoy preocupación por las actividades "clandestinas" que la milicia chií libanesa Hizbulá lleva a cabo fuera de ese país, después de que las autoridades egipcias desarticularan el mes pasado una supuesta célula del grupo islamista en su territorio.

La ONU está preocupada por las actividades de Hizbulá fuera del Líbano

La ONU está preocupada por las actividades de Hizbulá fuera del Líbano

Naciones Unidas, 7 may (EFE).- La ONU expresó hoy preocupación por las actividades "clandestinas" que la milicia chií libanesa Hizbulá lleva a cabo fuera de ese país, después de que las autoridades egipcias desarticularan el mes pasado una supuesta célula del grupo islamista en su territorio.

"En las últimas semanas ha aumentado la preocupación por la posibilidad de que Hizbulá esté involucrada en actividades militantes ilegales y clandestinas fuera del territorio libanés", dijo el enviado especial de la ONU para Oriente Medio, Terje Roed Larsen, en una intervención ante el Consejo de Seguridad.

El diplomático noruego recordó que el grupo armado chií cuenta con un poder paramilitar considerable y una infraestructura paralela a la del Estado libanés, en vulneración de la resolución 1.559 del Consejo de Seguridad que obliga al desarme de las milicias libanesas.

"Este arsenal constituye un desafío directo a la soberanía del Estado libanés y una amenaza a la estabilidad regional", señaló el enviado especial.

Roed Larsen explicó que el Gobierno egipcio informó recientemente por carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de la desarticulación en su territorio de una célula de Hizbulá encabezada por un libanés.

El cabecilla del grupo de implicados llevaba años visitando Egipto con una identidad falsa, con el fin de crear una red de Hizbulá en ese país, agregó.

Aseguró que las autoridades egipcias compartieron con Ban detalles del caso relacionados con los planes de la célula, sus acciones y recursos, además de material que se les confiscó.

El enviado especial también consideró "alarmante" que Hizbulá hubiera reconocido públicamente que desde Egipto proporciona asistencia material al movimiento radical palestino Hamás, que desde 2007 controla la Franja de Gaza.

"Estas actividades rebasan la agenda nacional que Hizbulá dice seguir", apuntó.

Por otra parte, Roed Larsen también abordó en su intervención la presunta red israelí de espionaje desmantelada recientemente por el Gobierno libanés, que se ha comprometido a informar del caso a la ONU.

"Si se demuestran estas alegaciones, constituirían una grave violación de la soberanía libanesa", valoró.

El jefe del Hizbulá, jeque Hassan Nasralá, rechazó el pasado 1 de mayo las acusaciones de Egipto de haber creado un red para desestabilizar ese país, y acusó a Ban de tratar de llevar la ONU a una confrontación con el grupo chií por hacer caso a las alegaciones egipcias.

Hizbulá dice que su presencia en Egipto tiene el único propósito de asistir a la "resistencia" palestina en Gaza.