CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

La ONU responde a las críticas de un general español sobre la misión de paz en el Congo

  • Naciones Unidas, 18 feb (EFE).- La misión de paz de la ONU en la República Democrática del Congo (MONUC) respondió hoy a las críticas a la actuación de sus responsables contenidas en un informe del general español Vicente Díaz de Villegas, ex jefe militar de los cascos azules en el país africano.

La ONU responde a las críticas de un general español sobre la misión de paz en el Congo

La ONU responde a las críticas de un general español sobre la misión de paz en el Congo

Naciones Unidas, 18 feb (EFE).- La misión de paz de la ONU en la República Democrática del Congo (MONUC) respondió hoy a las críticas a la actuación de sus responsables contenidas en un informe del general español Vicente Díaz de Villegas, ex jefe militar de los cascos azules en el país africano.

El militar español asegura en el documento entregado a Naciones Unidas en enero pasado que su decisión de abandonar abruptamente el cargo en octubre de 2008, tres semanas después de asumirlo, se debió a sus discrepancias con el responsable político de MONUC, Alan Doss.

En el texto, asegura que el enviado especial de la ONU le ordenó lanzarse a la ofensiva contra los rebeldes del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), pese a no contar con los recursos militares adecuados, según extractos del informe aparecidos el pasado 8 de febrero en el diario El País.

El portavoz de MONUC, Kevin Kennedy, dijo a Efe que "el uso de la fuerza en las misiones de mantenimiento de la paz de la ONU está regulado por el reglamento de combate, que es aprobado por el departamento de Mantenimiento de la Paz (DPKO) de acuerdo al mandato autorizado por el Consejo de Seguridad".

"Esto no es algo que el enviado especial pueda decidir por sí sólo. Cualquier directriz que le pudiera haber dado al jefe militar (actual o pasado) sería consistente con el mandato y las reglas de combate de MONUC", señaló.

Sin embargo, agregó que Doss no desea rebatir puntos concretos del informe porque el general español lo entregó a la ONU confidencialmente y no compartió su contenido con el enviado especial.

La inesperada renuncia de Díaz de Villegas, oficialmente "por razones de seguridad", causó sorpresa en su momento en la sede de la ONU en Nueva York, particularmente después del esfuerzo de convencer a Kinshasa de que aceptara a un general europeo como jefe de una misión en el continente africano.

Doss negó entonces a la prensa que la dimisión obedeciera a diferencias entre los dos porque Díaz de Villegas "no estuvo el tiempo suficiente para que tuviéramos problemas".

La filtración casi cuatro meses después del contenido del informe del general español causó malestar en el organismo, aseguraron a Efe fuentes del DPKO.

"Nos llenó de perplejidad que un alto oficial pueda tomar la decisión (de dimitir) después de tres semanas en el cargo, una sola entrevista con el enviado especial, y sin tratar de resolver la situación", apuntó un responsable civil de los cascos azules.

Esa misma fuente acogió con escepticismo la afirmación del general de que se le ordenó realizar "acciones ofensivas" contra los rebeldes tutsi del CNDP liderados por el general Laurent Nkunda.

También señaló que Díaz de Villegas conocía cuando aceptó el cargo de jefe militar las condiciones de los efectivos, el material y el mandato de que disponía la MONUC.

En el informe filtrado a la prensa, el general Díaz de Villegas asegura que trató de convencer a Doss de no poner en práctica un plan que implicaba a los cascos azules en la creación de una zona de separación entre el CNDP y el Ejército congolés.

Al ser rechazada su valoración, decidió dimitir porque la misión adquiría "un cariz peligrosamente ofensivo sin contar con mi opinión, pero bajo mi responsabilidad".

La renuncia del militar español se produjo en un momento particularmente delicado a causa de la ofensiva iniciada en esas semanas por los rebeldes de Nkunda en la provincia de Kivu Norte, que se detuvo a las puertas de la capital regional, Goma.

Con sus 17.000 efectivos, la MONUC es la mayor misión de mantenimiento de la paz de la ONU en el mundo y espera un refuerzo de 3.000 "cascos azules" aprobado el año pasado por el Consejo de Seguridad.