Los desplazados por los conflictos en Mogadiscio llegan a 45.000 en doce días

  • Ginebra, 20 may (EFE).- Alrededor de 45.000 personas han huido de Mogadiscio en los últimos doce días debido a los combates entre las fuerzas del Gobierno de Sharif Sheikh Ahmed y los grupos opositores de Al Shabab y Hisb-ul-Islam, que se registran en varias zonas del noroeste de la capital de Somalia.

Tres civiles muertos en un ataque radical a las tropas de paz de la Unión Africana en Somalia

Tres civiles muertos en un ataque radical a las tropas de paz de la Unión Africana en Somalia

Ginebra, 20 may (EFE).- Alrededor de 45.000 personas han huido de Mogadiscio en los últimos doce días debido a los combates entre las fuerzas del Gobierno de Sharif Sheikh Ahmed y los grupos opositores de Al Shabab y Hisb-ul-Islam, que se registran en varias zonas del noroeste de la capital de Somalia.

"El trabajo de las organizaciones humanitarias en la zona de conflicto ha disminuido bruscamente debido a la falta de seguridad, lo que ha dificultado la ayuda a los desplazados", lamentó hoy el portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Ron Redmond.

"Gran parte de los refugiados se dirigieron a la ciudad de Afgooye, en el suroeste de Mogadiscio, hacia los numerosos campamentos levantados allí en los últimos dos años y que ya albergan a más de 400.000 personas", explicó.

Los desplazados que no lograron recorrer los 30 kilómetros que separa la capital de esos campos, se trasladaron a otros pueblos cercanos "relativamente seguros" al suroeste de la ciudad, agregó el portavoz.

Por otro lado, el número de personas que huyen hacia las vecinas Kenia y Yemen aumenta cada día.

Así, los desplazados en el campamento de refugiados de Dabaad (noreste de Kenia) alcanzaron la cifra récord de 272.800, la mayoría de ellos de procedencia somalí.

Este nivel de ocupación es "tres veces superior a la capacidad para la que fue creado el campamento, lo que afecta tanto a las facilidades del lugar como a sus recursos", afirmó Redmond.

Para solucionar este problema, ACNUR pidió "al Gobierno de Kenia más terreno para poder descongestionar el campamento y una mayor financiación para atender al cada vez mayor número de personas que huyen del conflicto en Somalia".

La organización planea trasladar a 10.000 refugiados de ese campamento al de Kakuma, situado en la misma región.

Somalia es uno de los países que tiene más refugiados repartidos por el mundo.