Más de 380.000 desplazados hubo en 2008 en Colombia, un 24,7% más que en 2007

  • Bogotá, 22 abr (EFE).- Un total de 380.863 personas fueron obligadas a desplazarse en Colombia en 2008, un 24,7% más que en 2007, reveló hoy la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes), una ONG colombiana que hace seguimiento a fenómenos sociales derivados del conflicto interno.

Más de 380.000 desplazados hubo en 2008 en Colombia, un 24,7% más que en 2007

Más de 380.000 desplazados hubo en 2008 en Colombia, un 24,7% más que en 2007

Bogotá, 22 abr (EFE).- Un total de 380.863 personas fueron obligadas a desplazarse en Colombia en 2008, un 24,7% más que en 2007, reveló hoy la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes), una ONG colombiana que hace seguimiento a fenómenos sociales derivados del conflicto interno.

Según el Sistema de Información sobre Desplazamiento Forzado y Derechos Humanos (Sidhes) de la ONG, esas más de 380.000 personas integran 76.172 núcleos familiares.

Esas personas "fueron obligadas a abandonar sus lugares de vivienda o trabajo para sumarse al universo de víctimas de este delito de lesa humanidad", anotó Codhes.

La tasa "se incrementó de 713 personas desplazadas por cada cien mil habitantes en 2007 a 888 en 2008", añade un informe presentado hoy a periodistas.

El mismo estudio señala que "desde 2006 el desplazamiento forzado registra una tendencia creciente que refleja la consolidación de hegemonías armadas ilegales tras cruentas luchas en las cuales la población campesina se convirtió en objetivo militar y sus tierras y bienes en botín de guerra".

Así, resume, en los últimos tres años "casi un millón de personas han sido desplazadas, si se tiene en cuenta que en 2006 el desplazamiento afectó a por lo menos 221.638 personas y en 2007 la cifra ascendió a 305.638".

Según las cifras de Codhes, entre 1985 y 2004 un total de 4.628.882 personas, que integran unas 925.776 familias, fueron afectadas por el desarraigo forzado.

De ese universo, "la gran mayoría vive en condiciones críticas de pobreza", señala el informe, que admite que "muchas de ellas ya no se consideran desplazadas y superaron por sus propios medios la dura situación provocada por la violencia".

Otro número de personas sin cuantificar pudo "salir del país en busca de protección para sus vidas y otras más fallecieron".

El Gobierno colombiano, por su parte, registra para el período 1997-2008 un total de 2.935.878 personas desplazadas, una "cifra parcial", según Codhes, aunque también "representa un verdadero drama social y humanitario".

El informe indica además que, desde el 2000, al menos 285.000 familias del campo abandonaron sus estancias rurales, lo que suma una superficie de unas 5,5 millones de hectáreas equivalente al 10,8 por ciento del área agropecuaria del país.

Estas tierras pasaron a otras manos en una "expropiación de hecho" que sigue teniendo lugar en varias regiones del país, remarca la ONG.

En 2008 se registraron en Colombia un total de 82 desplazamientos masivos en 19 de los 32 departamentos y al menos 13.500 personas pertenecientes a pueblos indígenas fueron obligadas a dejar sus tierras, agrega el informe.

Codhes menciona en su informe los combates, masacres, violaciones de mujeres en zonas de conflicto, la violencia sexual como arma de guerra, el surgimiento de nuevos grupos paramilitares y las fumigaciones de cultivos ilegales como algunas de las principales causas del desarraigo de miles de personas.