Mueren 7 supuestos insurgentes en combates en el sur afgano

  • Kabul, 19 may (EFE).- Al menos siete supuestos talibanes murieron hoy en combates contra las fuerzas de elite afganas y las tropas de la coalición liderada por EEUU en la provincia afgana meridional de Helmand, informó la comandancia estadounidense.

Mueren 7 supuestos insurgentes en combates en el sur afgano

Mueren 7 supuestos insurgentes en combates en el sur afgano

Kabul, 19 may (EFE).- Al menos siete supuestos talibanes murieron hoy en combates contra las fuerzas de elite afganas y las tropas de la coalición liderada por EEUU en la provincia afgana meridional de Helmand, informó la comandancia estadounidense.

Según un comunicado, las tropas lanzaron una operación contra refugios de la insurgencia en el municipio de Merjeh, donde hallaron una gran cantidad de opio y varios artefactos explosivos.

Durante el registro, un número indeterminado de hombres armados atacó desde distintos puntos a los militares, quienes solicitaron apoyo aéreo con el objetivo de "destruir las posiciones enemigas", reza la nota.

En el bombardeo cinco insurgentes perdieron la vida, mientras que otros dos talibanes que llevaban cinturones explosivos murieron tiroteados por las tropas.

El mando militar aseguró que la ofensiva tuvo lugar después de que las tropas identificaran a los insurgentes y se aseguraran de que no había civiles en la zona.

Además, una persona resultó herida después de que las soldados dispararan contra el vehículo en que viajaba.

De acuerdo con la versión militar, el conductor, que circulaba a gran velocidad, penetró en el perímetro de seguridad de las fuerzas de seguridad y desoyó los avisos de los militares para que parara el automóvil.

El herido fue trasladado a las instalaciones sanitarias de la coalición donde recibió tratamiento antes de que las fuerzas afganas lo detuvieran.

La operación, que todavía continúa abierta, no causó bajas militares, se agrega en la nota.

Los combates entre las tropas afganas e internacionales y la insurgencia son frecuentes en Afganistán, especialmente en el tercio meridional del país, donde se encuentran los principales feudos de los talibanes.