Pakistán pide más ayuda internacional para asistir a los desplazados por los combates

  • Islamabad, 21 may (EFE).- Pakistán demandó hoy más asistencia internacional, tras reunir 224 millones de dólares de ayuda para los 1,7 millones de desplazados que ha ocasionado la ofensiva militar contra los talibanes en el noroeste del país.

Islamabad, 21 may (EFE).- Pakistán demandó hoy más asistencia internacional, tras reunir 224 millones de dólares de ayuda para los 1,7 millones de desplazados que ha ocasionado la ofensiva militar contra los talibanes en el noroeste del país.

Con el objetivo de alcanzar los 1.000 millones de dólares, el primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, instó a los representantes de agencias humanitarias, organismos multilaterales y potencias extranjeras reunidos hoy en Islamabad a "asumir la responsabilidad" por los desplazados ya que su Gobierno se ha comprometido a "erradicar el terrorismo".

"Pakistán busca una respuesta positiva y visible de la comunidad internacional", declaró Guilani ante la conferencia de donantes, y urgió a diseñar un plan de acción global conjunto para que los insurgentes no se aprovechen de la "vulnerabilidad" de los desplazados, según un comunicado difundido por su oficina.

El primer ministro expuso que "dada la magnitud de la tarea", el Gobierno requiere "el apoyo de la comunidad de donantes, tanto para la asistencia en marcha (a los desplazados) como para el proceso de reconstrucción" de sus hogares.

Guilani explicó que la estrategia de las autoridades paquistaníes para afrontar la situación está estructurada en tres fases: asistencia -para la que dijo contar con asesoramiento de la ONU-, retorno y rehabilitación-reconstrucción, con apoyo para esta última del Banco Mundial.

En rueda de prensa posterior a la conferencia de donantes televisada por los medios del país, la viceministra de Economía, Hina Rabbani, detalló que Pakistán ya ha obtenido 224 millones de dólares de los 1.000 que estima necesarios "por el momento" para afrontar la crisis.

De ese montante, EEUU aporta 110 millones de dólares, mientras que varios países europeos como Francia, Alemania, Noruega y Dinamarca, además de la Comisión Europea, contribuyen con cantidades menores, según Rabbani.

El Gobierno español aún perfila la aprobación de una donación de un millón de euros a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID), dijo a Efe una fuente diplomática.

Pero es la ONU la institución que tiene previsto realizar un mayor desembolso, que la viceministra Rabbani cifró hoy entre 500 y 600 millones de dólares.

El organismo multilateral presentará mañana el plan de respuesta humanitaria que sus diversas agencias han diseñado para hacer frente a la crisis y asistir a las autoridades de la Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP).

De las arcas del Estado paquistaní han salido hasta la fecha 25 millones de dólares y el presidente, Asif Alí Zardari, prometió ayer una ayuda adicional del Gobierno valorada en unos 8.000 millones de rupias (unos 100 millones) para las familias afectadas.

Mientras, el número de desplazados sigue aumentando diariamente y con ellos la "guerra de cifras" que manejan las autoridades locales, siempre más elevadas que las de la ONU, una actitud que hoy criticó ante Efe una fuente de este último organismo bajo condición de anonimato.

Por su parte, la portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Ariane Rummery, situó en aproximadamente 1.740.000 los civiles que han abandonado sus hogares en los distritos en conflicto de la división regional de Malakand desde primeros de mayo.

De ellos, unos 200.000 se alojan en los campos de acogida, la mayoría de los cuales están ya saturados, y el resto de desplazados recurren a redes familiares o alquilan viviendas y habitaciones.

Las fuerzas de seguridad continuaron hoy con su ofensiva, concentrada en el valle de Swat, después de que ayer las tropas asegurasen haber tomado el control del principal bastión de los insurgentes en Buner, así como de la mayor parte del distrito.

Según un comunicado, el jefe del Ejército, Ashfaq Pervez Kiyani, visitó hoy esta demarcación, situada a cien kilómetros de Islamabad.

En los últimos días, algunos centenares de desplazados han regresado ya a Buner, pero los analistas creen que recuperar Swat llevará mucho más tiempo si no se despliegan más tropas, algo que el Ejército ha negado que vaya a hacer, pues supondría descuidar su frontera con la India.

En otro comunicado, el mando militar informó hoy de la muerte de un número indeterminado de insurgentes y de siete soldados en Swat.

De acuerdo con la nota, las fuerzas de seguridad han consolidado sus posiciones y atacado escondites de los integristas en varias áreas del valle.