Tres civiles muertos en un ataque radical a las tropas de paz de la Unión Africana en Somalia

  • Mogadiscio, 20 may (EFE).- Al menos tres civiles, entre ellos un niño, han muerto hoy en un ataque a una base en Mogadiscio de las fuerzas burundesas de la Unión Africana (UA) por parte de la milicia radical islámica de Al Shabab, que prosigue su ofensiva contra el Gobierno de Sharif Sheikh Ahmed.

Mogadiscio, 20 may (EFE).- Al menos tres civiles, entre ellos un niño, han muerto hoy en un ataque a una base en Mogadiscio de las fuerzas burundesas de la Unión Africana (UA) por parte de la milicia radical islámica de Al Shabab, que prosigue su ofensiva contra el Gobierno de Sharif Sheikh Ahmed.

Una fuente del Gobierno de Somalia, que pidió que no se la indentificara, indicó a Efe que Al Shabab atacó los alrededores de la Academia Militar de Jalle Siad, en el oeste de Mogadiscio, base de parte de las tropas burundesas de la UA, y en el bombardeo mirieron tres civiles y resultaron heridos otros 15 en las cercanías de la base.

"Los muyahidin (combatientes islámicos) hemos atacado a los cruzados y matado a varios de ellos", dijo a Efe el portavoz de Al Shabab, Sheikh Mukhtar Robow Ali, conocido como "Abu Mansur", en referencia a la Misión de la Unión Africana (AMISOM) en Mogadiscio, que respalda al Gobierno de Transición de Sharif Sheikh Ahmed.

Abu Mansur insistió en que sus combatientes continuarán la lucha hasta derrocar al Gobierno, echar a las tropas de la UA del País y tomar el control de todo el territorio de Somalia.

Sin embargo, el portavoz de la AMISOM, coronel Barigye Ba Hoku, dijo a Efe que no tenía información del ataque y que las tropas de la UA no se habían visto "envueltas en combates" con Al Shabab.

"Lo que yo sé es que desde la noche de ayer se han producido enfrentamientos entre Al Shabab y tropas del Gobierno en la zona, después de unas escaramuzas en la carretera de Afgoi (también en el oeste)", indicó Ba Hoku.

Por otro lado, un "señor de la guerra" somalí aliado de Etiopía confirmó hoy que los soldados etíopes cruzaron ayer la frontera con Somalia "por motivos militares", después de que el Gobierno de Addis Abeba lo desmintiera ayer.

Adan Garase, antiguo gobernante de la ciudad de Baladweyne, cuya milicia fue expulsada de la población por Al Shabab, dijo a la emisora Radio Danan, de Mogadicio, que sus combatientes esperan atacar su antiguo feudo para recuperar el control.

En sus declaraciones, Garase aseguró: "Nosotros apoyamos al Gobierno de Sheikh Ahmed y queremos combatir a Al Shabab", grupo que ocupa buena parte del centro y sur de Somalia y al que EEUU vincula con Al Qaeda.

El jefe de las fuerzas de Al Shabab en la zona central de Somalia, Sheikh Ali Hussein, dijo hoy a Efe que su milicia ahora lucha por controlar el país y, "una vez que lo consigamos, iremos a cualquier parte del mundo" para luchar con "los que dicen que combaten al terrorismo global, lo que en realidad significa que combaten al Islám".

Fuentes de Al Shabab, que pidieron el anonimato, dijeron también hoy a Efe que anoche se produjo una explosión en una casa de la organización en Mogadiscio, donde se preparaban coches bomba y atentados suicidas, y murieron 10 de sus componentes, entre ellos algunos de sus jefes de operaciones.

La información, no confirmada públicamente por la organización radical, señala que en el lugar había "tres coches cargados de explosivos y tres jóvenes (suicidas) paquistaníes dispuestos a atacar a las fuerzas de la Unión Africana y el Palacio Presidencial" de Mogadicio, según precisó la fuente.

"El jefe de operaciones suicidas de Al Shabab estaba dando instrucciones a los tres jóvenes cuando uno de los coches explotó por accidente", agregó la fuente.

Entre los 10 muertos se encuentran el jefe de las operaciones suicidas de Al Shabab, varios clérigos que concienciaban a los paquistaníes sobre su misión y los tres jóvenes dispuestos a suicidarse en los ataques, dijo la fuente.

Hasna, una mujer que vive en el barrio donde ocurrió la explosión, dijo a Efe que vio la primera deflagración y a un hombre que salió corriendo de la casa "y se desplomó muerto en la calle".

"Las explosiones siguieron casi dos horas y todos los que estaban en la casa murieron", aseveró la mujer, que no pudo decir a que se debió el hecho.

Al Shabab y Hezb Al Islam llevan a cabo una ofensiva contra el Gobierno en la que han muerto en Mogadiscio más de 140 personas, la mayoría civiles, y que ha obligado a dejar sus hogares a más de 40.000 habitantes de la capital somalí.