Tropas matan a 60 insurgentes y decomisan 92.000 kilos de droga en el sur afgano

  • Kabul, 23 may (EFE).- El mando militar de estadounidense en Afganistán anunció hoy la muerte de 60 presuntos insurgentes tras cuatro días de ofensiva del Ejército afgano y las tropas internacionales en el sur de Afganistán, donde los militares también decomisaron unos 92.000 kilos de droga.

Tropas matan a 60 insurgentes y decomisan 92.000 kilos de droga en el sur afgano

Tropas matan a 60 insurgentes y decomisan 92.000 kilos de droga en el sur afgano

Kabul, 23 may (EFE).- El mando militar de estadounidense en Afganistán anunció hoy la muerte de 60 presuntos insurgentes tras cuatro días de ofensiva del Ejército afgano y las tropas internacionales en el sur de Afganistán, donde los militares también decomisaron unos 92.000 kilos de droga.

La operación, que ha supuesto la recuperación del "mayor alijo" hasta la fecha en Afganistán, comenzó este martes en la ciudad de Marjeh, situada en el distrito de Nad Ali, en la provincia sureña de Helmand, informó en un comunicado la comandancia de EEUU en el país.

Las tropas iniciaron la operación para hacerse con el control de un bastión de los talibanes considerado como un polo para el almacenamiento y procesamiento en la zona del bazar de Loy Cherah, que obligaron a evacuar anoche para destruir la droga.

"La operación de cuatro días ha perturbado gravemente uno de los feudos clave para los narcóticos y operaciones de los insurgentes en el sur de Afganistán", dijo en el comunicado el portavoz de la Coalición Greg Julian, quien ostenta rango de coronel.

El bazar, de acuerdo con la nota, está siendo todavía sobrevolado por un aparato no tripulado para detectar cualquier movimiento de los insurgentes "para alterar las condiciones (del lugar) y alzar falsas acusaciones sobre víctimas civiles".

En los últimos días, las tropas habían llevado a cabo varias ofensivas aéreas de precisión, sin que de acuerdo con la comandancia ninguna de ellas causara muertes entre la población civil.

Pero un miembro de la Cámara Baja afgana, Wali Jan, aseguró a la agencia afgana AIP que 37 civiles han muerto y 25 más resultaron heridos durante los combates, mientras que un diputado regional denunció que 1.500 familias han abandonado la zona.

En la operación, las tropas han decomisado un total de 92.271 kilogramos de narcóticos, de los cuales 75.000 corresponden a semillas de amapola -de la que se obtienen distintas drogas-, y el resto a morfina, heroína, opio y hachís.

Con la zona acordonada, los militares ordenaron anoche un bombardeo para destruir tanto las drogas como distintas piezas de armamento descubiertas durante la ofensiva y varios edificios usados por los insurgentes para "coordinar" sus ataques.

Según la nota, las tropas también descubrieron en el bazar unos 44.000 kilogramos de sustancias empleadas para el procesamiento de heroína, una "gran cantidad" de materiales para realizar bombas -entre ellos unos 27.000 kilogramos de nitrato de amonio- y cinturones con munición y morteros, entre otros.

"Las tropas combinadas continuaron encontrando armas en el bazar, y confirmaron que Marjeh ha sido un núcleo de múltiples tipos de actividad insurgente y criminal", continuó la nota.

Según la comandancia estadounidense, el 90 por ciento del opio afgano se cultiva en la provincia de Helmand, actividad que supone una importante fuente de financiación de la insurgencia talibán.

Los combates de las tropas afganas e internacionales y los talibanes son frecuentes en el sur del país, especialmente en Helmand y en la provincia vecina de Kandahar, donde se encuentran los principales bastiones de la insurgencia.