Un bombardeo de EEUU en el oeste afgano dejó 140 muertos, 95 de ellos menores

  • Kabul, 13 may (EFE).- Al menos 140 civiles, entre ellos 95 menores, perdieron la vida en un bombardeo de la aviación estadounidense registrado la semana pasada en la provincia afgana occidental de Farah, informó hoy a Efe una fuente parlamentaria.

Un bombardeo de EEUU en el oeste afgano dejó 140 muertos, 95 de ellos menores

Un bombardeo de EEUU en el oeste afgano dejó 140 muertos, 95 de ellos menores

Kabul, 13 may (EFE).- Al menos 140 civiles, entre ellos 95 menores, perdieron la vida en un bombardeo de la aviación estadounidense registrado la semana pasada en la provincia afgana occidental de Farah, informó hoy a Efe una fuente parlamentaria.

El miembro de la Cámara Baja del Parlamento afgano Nahim Khan Farahi explicó que 95 de las víctimas mortales eran menores de edad y 65 del sexo femenino, tanto mujeres adultas como menores.

Farahi basó su afirmación en las conclusiones de una investigación llevada a cabo por el Gobierno sobre el terreno a la que el legislador tuvo acceso y que todavía no ha sido publicada.

De confirmarse la cifra ofrecida por Farahi, la ofensiva de la coalición estadounidense en Bala Buluk sería la que más bajas civiles ha causado desde la caída del régimen talibán en 2001.

El pasado día 4, la coalición antiterrorista que encabeza EEUU en Afganistán llevó a cabo una ofensiva aérea en varios municipios de Bala Buluk con el objetivo de eliminar a los talibanes que habían consolidado sus posiciones en la zona.

El mando militar estadounidense admitió el pasado sábado la muerte de un número indeterminado de civiles durante esa operación, que según denunció poco después el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dejó "docenas" de muertos.

En un comunicado, la comandancia informó de que la investigación efectuada conjuntamente con militares afganos no permitía "determinar con certeza cuántas de las víctimas eran talibanes y cuántas eran no combatientes porque los fallecidos están todos enterrados".

Además, condenó "enérgicamente la brutalidad de los extremistas talibanes que deliberadamente ponen a civiles afganos como objetivo y los usan como escudos humanos".

De acuerdo con esta versión, los vecinos de la zona se refugiaron en sus hogares durante la ofensiva, pero los insurgentes tomaron por la fuerza a civiles y atacaron a las tropas desde el interior de viviendas, algunas de las cuales quedaron completamente destruidas por los bombardeos.

El presidente Hamid Karzai había ordenado una investigación para esclarecer lo ocurrido.

En 2008, 2.118 civiles murieron a causa del conflicto afgano, el cincuenta y cinco por ciento de ellos en ataques de la insurgencia y el treinta y nueve en acciones de las tropas afganas e internacionales, según datos de la misión de la ONU en el país.

EEUU encabeza una coalición militar que lleva a cabo la misión "Libertad Duradera" en Afganistán y opera al margen de la Fuerza de Asistencia para la Seguridad (ISAF) de la OTAN.