Un soldado muerto y ocho heridos durante la visita de Steinmeier a Afganistán

  • Berlín, 29 abr (EFE).- Un soldado alemán resultó muerto y otros ocho heridos en dos ataques registrados hoy contra las tropas germanas en Afganistán, coincidiendo con la visita sorpresa a ese país del ministro de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier.

Berlín, 29 abr (EFE).- Un soldado alemán resultó muerto y otros ocho heridos en dos ataques registrados hoy contra las tropas germanas en Afganistán, coincidiendo con la visita sorpresa a ese país del ministro de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier.

La acción que provocó un muerto, además de cuatro heridos leves, ocurrió en las cercanías de Kunduz, informaron fuentes del Ejército alemán en Berlín, cuando la patrulla cayó en una emboscada y fue atacada con granadas hacia las 19.00 hora local.

Por la mañana, se había registrado un atentado, también en la provincia de Kunduz, en el que resultaron heridos leves cuatro soldados.

Fuentes del Ejército, en Berlín, rechazaron que tales ataques tuvieran relación con la visita del ministro alemán.

Desde Kabul, Steinmeier calificó el atentado de "cobarde y repugnante" e hizo hincapié en que tales ataques no harán mella en el compromiso de Alemania "por un futuro mejor" en Afganistán.

En el curso de su visita, el ministro de Exteriores se había reunido anteriormente en Kabul con el presidente afgano, Hamid Karzai, quien agradeció a Alemania el apoyo prestado desde 2001 en la lucha contra los talibanes.

Hasta 2011, se prevé que el monto de la ayuda alemana a Afganistán habrá alcanzado los 1.200 millones de euros.

Como parte de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), misión militar bajo mando de la OTAN, Alemania tiene destacados unos 700 soldados en Kunduz -del total de 3.800 militares que forma el contingente germano en ese país- donde este año se han perpetrado varios ataques.

Con el de hoy asciende a 31 el número de soldados alemanes muertos en acción en la misión internacional en Afganistán.

El 6 de abril, la canciller alemana, Angela Merkel, visitó a las tropas destacadas en Afganistán y los talibanes aseguraron que habían lanzado quince misiles cuando su avión estaba aterrizando en la base del contingente germano en Kunduz.

Sin embargo, el Ministerio alemán de Defensa afirmó entonces que el campamento fue atacado tan sólo con dos misiles y veinte minutos después de que Merkel lo abandonara.

La insurgencia tiene sus principales bastiones en el tercio meridional afgano, aunque ha extendido su influencia al este del país e, incluso, en la norteña Kunduz se han registrado varios ataques en los últimos meses.