Una manifestación y abucheos reciben a Lieberman en París

  • París, 5 may (EFE).- Una manifestación contra la "ocupación" israelí de los territorios palestinos y abucheos recibieron hoy en París al ministro de Exteriores Avigdor Lieberman, en la segunda etapa de su primera gira europea tras haber pasado por Roma.

Una manifestación y abucheos reciben a Lieberman en París

Una manifestación y abucheos reciben a Lieberman en París

París, 5 may (EFE).- Una manifestación contra la "ocupación" israelí de los territorios palestinos y abucheos recibieron hoy en París al ministro de Exteriores Avigdor Lieberman, en la segunda etapa de su primera gira europea tras haber pasado por Roma.

El ministro ultraconservador israelí llegó a París y se trasladó al Ministerio de Exteriores, donde mantuvo un encuentro con su homólogo galo, Bernard Kouchner.

A la puerta del edificio, un centenar de personas portaban banderas palestinas y se manifestaban en contra de la visita de un hombre que consideraron "un enemigo de la paz".

La llegada del coche de Lieberman al Ministerio se vio interrumpida por tres activistas del comité de "Desobediencia civil", que fueron reducidos y arrestados por agentes del amplio dispositivo de seguridad.

Decenas de agentes antidisturbios fueron desplegados en torno al Ministerio, donde también se pudo ver, vestidos de paisano, a miembros de la seguridad israelí.

La manifestación fue seguida muy de cerca por los agentes, aunque se desarrolló sin incidentes.

Convocados por diversos partidos, entre ellos el Partido Comunista y Los Verdes, además de asociaciones de derechos humanos, los manifestantes profirieron gritos contra Israel y su ministro de Exteriores y leyeron manifiestos contrarios a que Kouchner reciba a Lieberman.

"No al fascista Lieberman en París", podía leerse en la principal pancarta desplegada.

El ministro israelí se reunirá también en el palacio del Elíseo con el secretario general de la Presidencia, Claude Guéant.

Aunque oficialmente las relaciones entre París y Tel Aviv son "amistosas", el reciente bombardeo de Gaza, condenado por Francia, las ha enfriado.

Tampoco gustan en la capital francesa las manifestaciones de Lieberman que se oponen a la creación de dos Estados.

"Sería deseable que al menos Lieberman se uniera a las decisiones que han sido tomadas por la comunidad internacional, es lo menos que puede hacer", aseguró Guéant, mano derecha del presidente, Nicolas Sarkozy, que no se reunirá con el ministro israelí.

Como la víspera en Roma, el jefe de la diplomacia israelí pretende hablar del problema que supone el programa nuclear iraní con sus homólogos europeos, algo que también hizo en Washington el presidente, Simón Peres, que se reunió con su colega estadounidense, Barak Obama.

Lieberman se reúne esta tarde con una organización hebrea francesa y mañana con diputados galos del grupo de amistad franco-israelí, antes de visitar el Memorial de la Soah.

Por la tarde parte con destino a Praga, penúltima etapa de su gira europea antes de recalar en Berlín.