Al Bachir viajará a Adis Abeba en marzo pese a la orden de detención de la CPI

  • Adis Abeba, 26 mar (EFE).- El presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, visitará Etiopía antes de que finalice este mes, pese a la orden de detención internacional dictada contra él por la Corte Penal Internacional (CPI), según dijo hoy a Efe una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores en Adis Abeba.

El presidente de Sudán viaja a Libia, pese a la orden de la CPI

El presidente de Sudán viaja a Libia, pese a la orden de la CPI

Sudán afirma estar dispuesto a acoger a nuevas organizaciones humanitarias

Sudán afirma estar dispuesto a acoger a nuevas organizaciones humanitarias

Adis Abeba, 26 mar (EFE).- El presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, visitará Etiopía antes de que finalice este mes, pese a la orden de detención internacional dictada contra él por la Corte Penal Internacional (CPI), según dijo hoy a Efe una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores en Adis Abeba.

La fuente, que no ofreció una fecha exacta, indicó que Al Bachir encabezará la delegación sudanesa que acudirá a la reunión de la Comisión Bilateral Sudán-Etiopía, que debía haberse celebrado el pasado 10 de marzo y que fue aplazada.

Después de que la CPI dictase la orden de detención internacional, esta misma semana Al Bachir ha viajado a Eritrea y Egipto, y hoy mismo se encuentra en Libia para entrevistarse con el líder de ese país, Moamar Gadafi.

El Gobierno etíope ha criticado la orden de detención de la CPI contra Al Bachir, al considerar que la medida "no ayuda al interés de la paz y la estabilidad de Sudán".

La Unión Africana (UA), cuya Presidencia de turno ocupa Gadafi y que tiene su sede en Adis Abeba, y la Liga Árabe, con sede en El Cairo, han manifestado posturas similares y pedido al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que, en uso de sus atribuciones en la CPI, haga posponer la orden.

Antes de su salida para Libia, informaciones de fuentes cercanas al Gobierno de Jartum señalaron hoy que iba a viajar hoy mismo a Etiopía, pero las fuentes dijeron que finalmente decidió visitar Trípoli para reunirse con Gadafi.

Al Bachir está acusado de crímenes de guerra y de lesa humanidad por delitos supuestamente cometidos durante la guerra de Darfur, en el oeste de Sudán, que estalló en febrero del 2003 y que ya ha causado unos 300.000 muertos.