Dos miembros de las FARC extraditados en octubre a EE.UU. piden un cambio de abogados

  • Washington, 26 mar (EFE).- Dos miembros de las FARC que fueron extraditados en octubre por Colombia a EE.UU., José María Corredor Ibagué, alias "Boyaco", y su esposa, Carolina Yanave Rojas, alias "La Negra", pidieron hoy a la jueza Gladys Kessler cambiar de abogados.

Dos miembros de las FARC extraditados en octubre a EE.UU. piden un cambio de abogados

Dos miembros de las FARC extraditados en octubre a EE.UU. piden un cambio de abogados

Washington, 26 mar (EFE).- Dos miembros de las FARC que fueron extraditados en octubre por Colombia a EE.UU., José María Corredor Ibagué, alias "Boyaco", y su esposa, Carolina Yanave Rojas, alias "La Negra", pidieron hoy a la jueza Gladys Kessler cambiar de abogados.

En una audiencia de seguimiento en la Corte Federal del Distrito de Columbia, la juez advirtió a "Boyaco", vestido con el tradicional traje naranja de los presos en EE.UU. y con las manos esposadas, y a "La Negra" que únicamente les permitirá un cambio de abogados.

Los actuales representantes legales de Corredor y Rojas son Joseph Roll Conte y Cary Clennon, respectivamente.

En la diligencia, la jueza les preguntó a los dos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) si querían decirle algo con respecto al juicio que les espera por narcotráfico y narcoterrorismo y ambos se acercaron por separado al estrado.

Las declaraciones a Kessler quedan selladas en la Corte con el fin de mantenerlas secretas, explicó la jueza.

"Boyaco" y "La Negra" se han acogido al derecho de un juicio rápido en EE.UU, cuya fecha de inicio está fijada para el próximo 8 de septiembre, explicó Clennon a Efe.

Kessler convocó a otra audiencia para el próximo 7 de abril, y se comprometió a tratar de conseguir a los acusados nuevos abogados.

En octubre pasado, en su primera comparecencia ante la jueza federal Deborah Robinson los dos guerrilleros se declararon no culpables y quedaron detenidos.

"Boyaco" está acusado de participar en actividades de narcotráfico para financiar las actividades de las FARC y también de conspirar para producir y distribuir cinco kilogramos o más de cocaína con el propósito de llevarla a EE.UU.

Si es condenado por ambos cargos, Corredor afronta una sentencia de entre 20 años y cadena perpetua, según el Departamento de Justicia estadounidense.

Por su parte, "La Negra" enfrenta un cargo de conspiración para manufacturar y distribuir cocaína con la intención de exportarla a EE.UU. y podría ser sentenciada a entre 10 años y cadena perpetua.

Ambos, además, son acusados de cargos por apoyar a una organización terrorista y en este caso la sentencia podría ser de hasta 15 años en prisión.