EEUU y la UE fuerzan a Kosovo a permitir una visita del presidente serbio

  • Pristina, 17 abr (EFE).- El presidente de Serbia, Boris Tadic, visitó hoy el histórico convento serbio-ortodoxo de Decani en Kosovo después de que Estados Unidos y la Unión Europea (UE) presionaran al Gobierno de Pristina para dar su visto bueno.

EEUU y la UE fuerzan a Kosovo a permitir una visita del presidente serbio

EEUU y la UE fuerzan a Kosovo a permitir una visita del presidente serbio

Pristina, 17 abr (EFE).- El presidente de Serbia, Boris Tadic, visitó hoy el histórico convento serbio-ortodoxo de Decani en Kosovo después de que Estados Unidos y la Unión Europea (UE) presionaran al Gobierno de Pristina para dar su visto bueno.

Tadic fue recogido en la frontera entre Kosovo y Serbia por un helicóptero de la fuerza internacional de la OTAN (KFOR) y le trasladaron al monasterio para una celebración con motivo de la Pascua ortodoxa.

"Mi mensaje es un mensaje de paz para serbios, albaneses y todos los que viven en Kosovo, nuestra Serbia", dijo Tadic al llegar al monasterio, construido en el siglo 14 y considerado como un importante centro espiritual de la Iglesia Ortodoxa Serbia.

Ayer, el Gobierno albano-kosovar del primer ministro, Hashim Thaci, había advertido a Tadic de que no permitirá su visita, como lo hizo con otras tres delegaciones serbias, que no pudieron entrar el país en el pasado reciente.

Las autoridades kosovares reclaman que las delegaciones serbias que quieran viajar a Kosovo presenten solicitudes formales en Pristina, algo que Belgrado rechaza y alega que no reconoce la independencia de su provincia.

La prensa kosovar asegura hoy que Thaci tuvo que cambiar de parecer sobre la visita de Tadic después de recibir "enorme presión" de varios altos diplomáticos, incluido Javier Solana, el Alto Representante de Asuntos Exteriores de la UE, y el enviado estadounidense, Daniel Fried.

El primer ministro albano-kosovar, un ex líder guerrillero, accedió finalmente a la visita al considerar que se trata de un viaje privado del presidente serbio.

Sin embargo, Thaci advirtió de que si Tadic "hace alguna declaración política que contradiga la Constitución de Kosovo, no podrá entrar más en el país, sea en misión privada o oficial".

La visita de Decani por Tadic es una importante señal política, sobre todo en Serbia, que insiste que Kosovo es parte integral de su país.

Además, se produce el mismo día que vence el plazo para que las partes enfrentadas presenten en la Corte Penal Internacional de La Haya sus argumentos sobre la disputada independencia kosovar.

Hasta ahora, la ex provincia serbia ha sido reconocida por 56 países, incluida la mayoría de las potencias occidentales y de la UE, aunque no Rusia, China, Brasil y España.