El Consejo de Seguridad condena la represión en Guinea Conakry

  • Naciones Unidas.- El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy la represión ocurrida en Guinea Conakry el pasado 28 de septiembre y pidió a sus autoridades el fin inmediato de la violencia y el retorno al orden constitucional.

El Consejo de Seguridad condena la represión en Guinea Conakry

El Consejo de Seguridad condena la represión en Guinea Conakry

Naciones Unidas.- El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy la represión ocurrida en Guinea Conakry el pasado 28 de septiembre y pidió a sus autoridades el fin inmediato de la violencia y el retorno al orden constitucional.

El Consejo de Seguridad "condena los ataques que causaron la muerte de al menos 150 personas, así como cientos de heridos y contravenciones de los derechos humanos, como violaciones en la calle y a plena luz del día", dijo la embajadora de EE.UU. y presidenta de turno de ese órgano, Susan Rice.

Las fuerzas de seguridad guineanas abrieron fuego el pasado 28 de septiembre contra los civiles opositores que se manifestaban contra la junta militar de ese país.

Rice dijo que los 15 miembros del Consejo, máximo órgano de decisión de la ONU, apelaron también a las autoridades de Guinea Conakry a que "pongan fin de inmediato a la violencia, lleven a los autores ante la justicia y liberen a todos los prisioneros políticos, opositores e individuos a los que se ha negado un proceso legal".

El Consejo de Seguridad, además, pidió el "retorno inmediato" a la democracia, el cumplimiento de la ley y el orden constitucional, así como el mantenimiento de las elecciones previstas para 2010.

También expresaron su apoyo a los líderes de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) y de la Unión Africana (UA) y las acciones por ellos emprendidas.

La UA, que suspendió a Guinea después del golpe de Estado del 23 de diciembre pasado que llevó al poder al capitán Moussa Dadis Camara tras la muerte del presidente Lansana Conté, ha condenado los hechos y anunció que considerará una imposición de sanciones al país.

A su vez, la CEDEAO condenó la violencia policial, exigió la puesta en libertad de los detenidos y reclamó una investigación internacional conjuntamente con la Unión Africana y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACDH).

El Consejo, según Rice, se sumó también a la preocupación de esas instituciones por el riesgo que supone para la paz y la seguridad regional la grave situación de Guinea Conakry, y dio la bienvenida a la petición de que se abra una investigacion internacional al respecto.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó el lunes los violentos acontecimientos ocurridos en el país africano y pidió al capitan Camara y a las fuerzas de seguridad que respeten el Estado de derecho y los derechos humanos fundamentales.

También pidió a las partes que se comprometan a llevar a cabo un proceso de transición bajo el consenso y de forma pacífica mediante la celebración elecciones creíbles y transparentes.

Además, el máximo responsable de la ONU instó al Comité Nacional para la Democracia y el Desarrollo (CNDD) de Guinea a que respete sus compromisos y no presente a ningún candidato suyo a los próximos comicios.