El enviado de EE.UU. viaja a Siria para avanzar en el diálogo directo

  • Washington, 5 may (EFE).- El secretario de Estado adjunto de EE.UU. para Oriente Próximo, Jeffrey Feltman, viaja hoy de nuevo a Siria para avanzar en el diálogo directo que los dos países iniciaron a principios de marzo, informó hoy el Departamento de Estado.

El enviado de EE.UU. viaja a Siria para avanzar en el diálogo directo

El enviado de EE.UU. viaja a Siria para avanzar en el diálogo directo

Washington, 5 may (EFE).- El secretario de Estado adjunto de EE.UU. para Oriente Próximo, Jeffrey Feltman, viaja hoy de nuevo a Siria para avanzar en el diálogo directo que los dos países iniciaron a principios de marzo, informó hoy el Departamento de Estado.

Feltman, al igual que en su primer viaje a Damasco a principios de marzo, estará acompañado por Dan Shapiro, del Consejo de Seguridad Nacional, explicó hoy el portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood, en su rueda de prensa diaria.

En sus reuniones con las autoridades sirias, Feltman y Shapiro abordarán asuntos de interés bilateral y regional, y retomarán los asuntos que quedaron pendientes en la anterior visita.

"Este viaje servirá para avanzar más en el compromiso de EE.UU. de promover la diplomacia directa con Siria", señaló Wood en un comunicado.

El viaje de Feltman y de Shapiro se produce después de que los presidentes de Siria, Bachar el Asad, y de Irán, Mahmud Ahmadineyad, rechazaran cualquier injerencia extranjera en la región y destacaran la relación "estratégica" que mantienen los dos Gobiernos.

La primera visita de los dos enviados de EE.UU. se produjo el 7 de marzo en el marco de la gira de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, por Oriente Medio y Europa.

Clinton anunció el 3 de marzo en Jerusalén el envío a Siria de dos representantes para explorar las perspectivas de futuro de las relaciones bilaterales.

El viaje de Feltman y Shapiro a Damasco representó la declaración de intenciones más clara hasta ese momento por parte de Washington de restablecer sus lazos con Siria tras varios años de tensiones y acusaciones mutuas.

EE.UU. no ha destinado un embajador a Siria desde 2005, cuando el anterior Gobierno retiró a la entonces encargada de la delegación diplomática en Damasco, Margaret Scobey, en protesta por el asesinato del ex primer ministro libanés Rafic Hariri.

La última visita de un alto cargo del Gobierno estadounidense a Siria se produjo en enero de 2005 con el ex subsecretario de Estado Richard L. Armitage.

Los viajes de Feltman y Shapiro se producen después de que la Administración del presidente Barack Obama señalara que está dispuesta a acercarse a países con los que mantiene grandes diferencias, como Siria e Irán.

Washington no oculta que persisten diferencias claves entre los dos Gobiernos, entre ellas el supuesto apoyo de Siria a grupos terroristas -Hamás e Hizbulá-, la adquisición de armas nucleares y no convencionales y la interferencia en el Líbano.

Pese a las primeras acciones concretas por parte de EE.UU. hacia un posible mejoramiento de las relaciones, el Gobierno no quiere adelantarse a los acontecimientos en cuanto a la posibilidad de enviar de nuevo a un embajador a Siria o el futuro del diálogo.