El Gobierno boliviano denuncia actividad política del presidente de la Corte Suprema

  • La Paz, 30 abr (EFE).- El Gobierno de Bolivia denunció hoy que el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Eddy Fernández, ha dejado "de lado" su tarea jurisdiccional al apoyar una protesta política en Chuquisaca para exigir al Ejecutivo mejoras en ese departamento sureño.

El Gobierno boliviano denuncia actividad política del presidente de la Corte Suprema

El Gobierno boliviano denuncia actividad política del presidente de la Corte Suprema

La Paz, 30 abr (EFE).- El Gobierno de Bolivia denunció hoy que el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Eddy Fernández, ha dejado "de lado" su tarea jurisdiccional al apoyar una protesta política en Chuquisaca para exigir al Ejecutivo mejoras en ese departamento sureño.

El ministro de Defensa, Wálker San Miguel, explicó a los medios que Fernández emitió el miércoles una circular en la que llama a los funcionarios de la corte a sumarse a un paro cívico en Chuquisaca, región de la que es capital Sucre, donde reside el Poder Judicial boliviano.

Según San Miguel, esta circular "es una prueba más de que el presidente de la Corte Suprema ha dejado de lado su tarea jurisdiccional".

Abogado de profesión, el ministro entiende que con esa comunicación interna firmada por Fernández queda suspendida su labor en la Corte Suprema.

El Gobierno presentará esa circular a la comisión parlamentaria que lleva adelante una investigación sobre la labor de Fernández desde marzo pasado, dijo San Miguel.

"No es posible concebir que (...) el máximo órgano de justicia ordinaria, como es la Corte Suprema, a través de su propio presidente instruya el acatamiento de un paro cívico", apuntó el ministro.

Explicó que el Ministerio de Justicia enviará a la Cámara de Diputados esa circular como "prueba documental contundente" para que Fernández presente "una renuncia tácita por hacer una actividad política-partidaria".

Según el ministro, el presidente de la Corte Suprema "hace bastante tiempo atrás ha ido demostrando estar inmerso en un trabajo político subalterno" que no corresponde a su cargo.

Una comisión parlamentaria controlada por el oficialismo abrió a finales de marzo un proceso de investigación contra Fernández por su presunta negligencia o retraso deliberado para juzgar a ex autoridades acusadas de corrupción.

El Gobierno de Evo Morales y la Corte Suprema se han enfrentado en varias ocasiones en los últimos meses con denuncias mutuas.