El Gobierno colombiano postuló a 21 guerrilleros a la Ley de Justicia y Paz

  • Bogotá, 27 abr (EFE).- El ministerio de Defensa colombiano escogió a los primeros 21 guerrilleros que serán postulados para acogerse a la Ley de Justicia y Paz, informaron hoy fuentes oficiales, que no señalaron las identidades de los beneficiados.

El Gobierno colombiano postuló a 21 guerrilleros a la Ley de Justicia y Paz

El Gobierno colombiano postuló a 21 guerrilleros a la Ley de Justicia y Paz

Bogotá, 27 abr (EFE).- El ministerio de Defensa colombiano escogió a los primeros 21 guerrilleros que serán postulados para acogerse a la Ley de Justicia y Paz, informaron hoy fuentes oficiales, que no señalaron las identidades de los beneficiados.

Según un comunicado del Servicio de Prensa de la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, los escogidos cumplieron lo estipulado en dicha ley para se considerados en el listado.

La postulación de estas 21 personas ya fue oficializada al ministerio del Interior a través de una comunicación escrita por parte de la cartera de Defensa.

A los candidatos se les comprobó que cumplían con los cuatro requisitos contemplados en la Ley de Justicia y Paz para quienes quieran acogerse a ella, como pertenecer a un grupo rebelde antes de estar presos; expresar por escrito la voluntad de abandonar el grupo guerrillero; rechazarlo públicamente y colaborar eficazmente con su desmantelamiento.

La selección fue el fruto del trabajo realizado entre el ministerio de Defensa y el Comando General de las Fuerzas Militares, después de realizarse entrevistas y verificaciones en diferentes cárceles del país, con base en una lista de aspirantes suministrada por los ministerios del Interior y de Justicia.

El proceso de certificación y postulación de estos 21 seleccionados se realizó rigurosamente para garantizar que quienes reciban beneficios sean verdaderos miembros de la guerrilla.

En abril de 2006, el Gobierno colombiano firmó un decreto que le permite a los guerrilleros presos acogerse a la Ley de Justicia y Paz, el marco legal utilizado en la desmovilización de los paramilitares y que tiene penas de entre 5 y 8 años.