El partido ultraderechista Israel Betenu propone prohibir la Nakba palestina

  • Jerusalén, 14 may (EFE).- El partido ultraderechista Israel Betenu, en el Gobierno, presentará una enmienda de ley para prohibir en el país cualquier conmemoración de la "Nakba" o "Desastre" palestino con motivo de la creación de Israel en 1948.

El partido ultraderechista Israel Betenu propone prohibir la Nakba palestina

El partido ultraderechista Israel Betenu propone prohibir la Nakba palestina

Jerusalén, 14 may (EFE).- El partido ultraderechista Israel Betenu, en el Gobierno, presentará una enmienda de ley para prohibir en el país cualquier conmemoración de la "Nakba" o "Desastre" palestino con motivo de la creación de Israel en 1948.

La legislación que propone el partido del ministro israelí de Exteriores, Avigdor Lieberman, busca erradicar cualquier muestra de identificación, solidaridad o recuerdo del episodio histórico que más ha marcado la vida de los palestinos.

"Queremos enmendar la ley de 1949 para que el nacimiento de Israel no sea conmemorado por ningún ciudadano como un día de luto", dijo a Efe Tal Nahum, portavoz del partido.

La ley de 1949 establece como día festivo la independencia de Israel que se conmemora según el calendario judío.

La "Nakba" es como los palestinos denominan las consecuencias que tuvo para ellos la creación de Israel, es decir la pérdida de hogares y tierras, y la salida al exilio forzado de unas 700.000 personas, hoy convertidos en más de cuatro millones de refugiados.

"Proponemos tres años de cárcel para cualquiera que conmemore con luto el día que nació Israel, porque no puede ser que el nacimiento de este Estado sea un episodio triste entre sus ciudadanos", agregó el portavoz.

La propuesta de enmienda será sometida a la Comisión de Asuntos Legislativos del Gobierno israelí el día 24 de mayo, y si es aprobada pasará al Parlamento para sus tres lecturas habituales.

En caso de ser aprobada por la Cámara, la ley afectaría principalmente a los 1,2 millones de palestinos que viven dentro del territorio reconocido de Israel y que son comúnmente conocidos como árabes-israelíes.

También podría aplicarse a la ínfima minoría de israelíes judíos de la izquierda anti-sionista que recuerdan la Nakba como una jornada trágica.

La enmienda no tendría ningún efecto para los habitantes de Cisjordania y Gaza, donde no rige la ley israelí, pero sí para los de Jerusalén Oriental, que no podrían conmemorar el Día de la Nakba.

Tradicionalmente los palestinos conmemoran esa jornada el 15 de mayo, un día después de que Israel declarase su independencia en 1948.

Israel Betenu asegura que la enmienda busca "disipar" la divisiones internas en la sociedad israelí.

Las polémicas propuestas en el pasado de este partido para que los nacionales palestinos juren lealtad al Estado judío han sido tildadas de racistas.