El presidente de Georgia dice que la situación está bajo control tras el motín militar

  • Tiflis, 5 may (EFE).- El presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, afirmó hoy que la situación en el país está "bajo control" tras el amotinamiento hoy de un batallón de blindados en Mujrovani, a 30 kilómetros al este de Tiflis.

Tiflis, 5 may (EFE).- El presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, afirmó hoy que la situación en el país está "bajo control" tras el amotinamiento hoy de un batallón de blindados en Mujrovani, a 30 kilómetros al este de Tiflis.

"El motín no se ha extendido a otras unidades militares", aseguró el jefe del Estado en un mensaje televisivo a la nación, en que responsabilizó de la asonada a "ex mandos del Ejército y la Guardia Nacional".

En su mensaje televisivo, Saakashvili hizo un llamamiento a Rusia a "abstenerse de acciones provocadoras", tras denunciar que Moscú concentra fuerzas junto a las fronteras de Georgia.

Los efectivos del batallón de blindados se amotinaron poco después de que esta mañana el Gobierno anunciara que había sido desarticulado un complot de golpe de Estado.

"Según datos del ministerio (del Interior), los organizadores del golpe de Estado son ex altos cargos del ministerio de Defensa que estaban vinculados con los servicios secretos de Rusia", declaró el portavoz de esa cartera, Shotá Utiashvili.

Saakashvili agregó que a los efectivos del batallón amotinado se le ha dado un plazo, que no precisó, para que depongan su actitud, al término del cual se adoptarán las "medidas del caso".

La unidad sublevada se encuentra rodeada por fuerzas leales a Saakashvili, informó el canal de televisión Rustavi-2, que como otros cadenas locales, mostró imágenes de carros de combate dirigiéndose hacia Mujrovani.

La cadena de televisión Imedi informó de que el ex comandante de la Guardia Nacional Koba Kobaladze fue detenido como sospechoso de participar en el complot.

Mientras, el ministerio de Defensa informó de que las negociaciones con los amotinados las lleva a cabo el comandante en jefe del Ejército de Tierra, general Shmagui Telia.

Los sublevados "no han presentado ninguna demanda concreta", dijo el ministro de Defensa de Georgia, David Sujarulidze, en declaraciones a Rustavi-2.

Agregó que "la conjura militar era de envergadura y apuntaba, entre otros objetivos, contra las maniobras de la OTAN en Tiflis", agregó.

Del 6 de mayo al 1 de junio, en el territorio de Georgia la OTAN llevará a cabo las maniobras Cooperative Longbow 09/Cooperative Lancer 09, que fueron calificadas por Moscú de "abierta provocación, que tendrá consecuencias negativas".