Israel recuerda a sus caídos y pide a sus enemigos ponerse "en el lado correcto"

  • Jerusalén, 27 abr (EFE).- Israel inició esta tarde los actos en recuerdo de sus 22.570 militares caídos en guerras y los civiles muertos en actos de terrorismo con un llamamiento a sus enemigos a ponerse de su lado, "el que siempre ha ganado y siempre ganará".

Israel recuerda a sus caídos y pide a sus enemigos ponerse "en el lado correcto"

Israel recuerda a sus caídos y pide a sus enemigos ponerse "en el lado correcto"

Jerusalén, 27 abr (EFE).- Israel inició esta tarde los actos en recuerdo de sus 22.570 militares caídos en guerras y los civiles muertos en actos de terrorismo con un llamamiento a sus enemigos a ponerse de su lado, "el que siempre ha ganado y siempre ganará".

"No queremos la guerra, pero si nos la imponen, sugiero a nuestros amigos y enemigos que se pongan en el lado correcto, el nuestro; el que siempre ha ganado y siempre ganará", dijo el presidente israelí, Simón Peres, frente al Muro de las Lamentaciones, en Jerusalén, donde encendió una llama conmemorativa.

"Desde cerca y desde lejos hay gente tratando de hacernos desaparecer. No estamos asustados ni rehuimos la batalla", indicó Peres, en aparente alusión a Irán.

El siguiente en tomar la palabra en la ceremonia -que comenzó a las 20.00, hora local (17.00 GMT), tras el ulular de las sirenas durante un minuto en memoria de las víctimas- fue el jefe del Ejército, general Gabi Ashkenazi, para advertir a "todo el que desee dañar a los israelíes" que "se encontrará con un Ejército decidido".

"Nunca olvidaremos el alto precio que hemos pagado por nuestra libertad", agregó.

El acto concluyó con el rezo de la oración fúnebre judía, el "Kadish", y la interpretación del himno nacional israelí, "Hatikvá".

Pocas horas antes, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, había indicado que su país "seguirá reforzando" su "protección" porque "desea la paz".

"El Ejército, el Mosad, el Shin Bet (los dos servicios de inteligencia), la Policía de Fronteras y todas las ramas de las fuerzas de seguridad garantizan nuestra seguridad y las condiciones para la paz", apuntó Netanyahu en la Colina de las Municiones de Jerusalén, antiguo puesto militar jordano capturado por Israel en la Guerra de los seis días de 1967.

El jefe de Gobierno y líder del partido derechista Likud afirmó también que no ahorrará esfuerzos para lograr la liberación de Guilad Shalit, el soldado israelí cautivo de milicianos palestinos de Gaza desde junio de 2006.

En esta jornada, Israel recuerda a los caídos desde 1860, año en que por primera vez se asentaron judíos fuera de la antigua ciudadela amurallada de Jerusalén.

La mayor parte perdió la vida en las seis guerras con sus vecinos árabes a partir de 1948, incluida la que Israel denomina "Segunda Guerra del Líbano" en el verano de 2006, contra la milicia chií libanesa de Hizbulá.

En los últimos doce meses han muerto en combate o ataques 133 miembros de los organismos de seguridad de Israel, diez de ellos en la ofensiva israelí en Gaza de diciembre y enero pasados, en la que murieron unos 1.400 palestinos, en su mayoría civiles.

La ceremonia principal tendrá lugar mañana, martes, en el cementerio del Monte Herzl de Jerusalén a las 11.00, hora local (08.00 GMT), en la que participarán las principales autoridades del país, civiles y militares.

A esa hora, las sirenas volverán a sonar en todo el país durante dos minutos, según una tradición institucionalizada hace décadas.

También es costumbre que los familiares de los soldados caídos visiten mañana los 43 cementerios militares localizados en todo el país, así como el Monumento al Soldado Beduino, ubicado en la Galilea.

El Ejército y los organismos de seguridad israelíes se encuentran en estado de alerta y los palestinos en Cisjordania y Gaza se encuentran sometidos a un cierre general, en vigor hasta que el miércoles concluya la siguiente festividad, el Día de la Independencia.

Las celebraciones en Israel se llevan a cabo según el calendario judío, por lo que la creación del Estado se conmemora desde el martes por la tarde (día 5 del mes hebreo de Iyar), en vez del 14 de mayo, según el calendario universal.