La prensa cubana asegura que el embargo de EE.UU. "sigue en pie" pese a las enmiendas

  • La Habana, 23 mar (EFE).- El diario oficial Granma aseguró hoy que el embargo comercial y financiero que aplica Estados Unidos a Cuba desde 1962 "sigue en pie", a pesar de recientes enmiendas del nuevo gobierno que encabeza el presidente Barack Obama.

La Habana, 23 mar (EFE).- El diario oficial Granma aseguró hoy que el embargo comercial y financiero que aplica Estados Unidos a Cuba desde 1962 "sigue en pie", a pesar de recientes enmiendas del nuevo gobierno que encabeza el presidente Barack Obama.

El portavoz del gobernante Partido Comunista afirma que "si bien las enmiendas aprobadas sobre Cuba representan un primer revés para la mafia anticubana y sus representantes en el Congreso, en la práctica no modifican el cerco que sucesivas administraciones han mantenido".

El artículo de Granma, reproducido por otros medios del país, agrega que "esas medidas no restituyen el derecho de los cubanos residentes en Estados Unidos a viajar libremente a Cuba, como tampoco contemplan el derecho de los ciudadanos de aquel país a visitar la vecina isla".

Es la primera noticia en los medios de comunicación cubanos, todos oficiales, desde que Obama promulgó el pasado día 11 la ley de presupuesto estadounidense, que suaviza las restricciones a los viajes a Cuba aprobadas en 2004 por el anterior presidente, George W. Bush.

También comenta Granma nuevas regulaciones del departamento estadounidense del Tesoro que reducen limitaciones para los viajes de cubano-americanos y el envío de dinero a sus familiares, pero no menciona las múltiples restricciones que tienen los residentes en la isla para viajar.

El pasado viernes, el viceministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Ricardo Guerrero, calificó de "minúsculo gesto" esas medidas de alivio del embargo y agregó que La Habana espera "nuevas medidas" y un "gesto superior".

"Esperamos un gesto más, un gesto superior y un gesto de diálogo como ha propuesto nuestro general presidente", Raúl Castro, dijo a los periodistas el primer funcionario cubano que aludió a esos primeros pasos de Obama en relación con el embargo.

Guerrero añadió que el Gobierno cubano espera "que vengan nuevas medidas, porque lo fundamental es que se levante el injusto bloqueo", y afirmó que la reducción de las restricciones a los viajes era algo "absolutamente indispensable", pues las normas vigentes eran "discriminatorias" e "injustas".