Una misión de la OEA elogia la política de refugiados de Ecuador

  • Quito, 21 mar (EFE).- Víctor Rico, que lidera de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que recorrió la zona limítrofe ecuatoriana con Colombia para verificar la situación de inseguridad, se declaró hoy "gratamente sorprendido" por la política de refugiados de Quito.

Una misión de la OEA elogia la política de refugiados de Ecuador

Una misión de la OEA elogia la política de refugiados de Ecuador

Quito, 21 mar (EFE).- Víctor Rico, que lidera de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que recorrió la zona limítrofe ecuatoriana con Colombia para verificar la situación de inseguridad, se declaró hoy "gratamente sorprendido" por la política de refugiados de Quito.

La postura de Ecuador en esta materia "refleja el esfuerzo muy importante del Estado ecuatoriano" así como el "respeto a los derechos humanos", comentó Rico a la prensa tras entregar en la Cancillería de este país las conclusiones preliminares de su visita, que no han sido aún difundidas.

La delegación de la OEA recorrió desde el pasado lunes localidades de las provincias de Sucumbíos, Carchi y Esmeraldas, fronterizas con Colombia.

Tras entregar el informe preliminar de la visita al ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Fander Falconí, Rico, de nacionalidad boliviana, se limitó a indicar a los periodistas que la reunión fue "muy interesante" y "útil" para la OEA.

Señaló que el esfuerzo ecuatoriano en la atención a los refugiados "debe ser destacado y debe requerir de un compromiso, ayuda y cooperación internacional".

El objetivo de la misión del organismo interamericano fue verificar los problemas de inseguridad ciudadana, desplazamientos humanos y los efectos en las poblaciones fronterizas provocados por las condiciones de violencia en la frontera sur de Colombia, según la Cancillería de Ecuador.

La visita de la comisión se inscribió en la misión de "buenos oficios" que asumió la OEA el 17 de marzo de 2008, tras la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Quito y Bogotá a raíz del ataque del Ejército colombiano contra un campamento clandestino de la guerrilla de las FARC en la selva amazónica ecuatoriana.

En esa operación fallecieron unas 26 personas, entre ellas el ex jefe rebelde "Raúl Reyes", el ecuatoriano Franklin Aisalla y cuatro universitarios mexicanos.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, se lamentó hoy durante su informe semanal de labores de la falta de respuesta del Gobierno colombiano ante las exigencias ecuatorianas de mayor seguridad en la zona fronteriza y le acusó de ser el problema de la crisis entre ambos países.

Por otra parte, Correa rechazó las críticas de la prensa sobre presuntas presiones a la comisión que investigará el ataque colombiano a Angostura y las supuestas relaciones de autoridades nacionales con las FARC y aseguró que sus representantes son independientes.