Uribe dice que para un nuevo proceso paz se requiere el "cese de acciones criminales"

  • Bogotá, 31 mar (EFE).- El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, afirmó hoy que para iniciar un proceso de paz, como sugirió la guerrilla de las FARC la semana pasada, se requiere un "cese de acciones criminales con verificación" para evitar "un nuevo engaño".

Uribe dice que para un nuevo proceso paz se requiere el "cese de acciones criminales"

Uribe dice que para un nuevo proceso paz se requiere el "cese de acciones criminales"

Bogotá, 31 mar (EFE).- El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, afirmó hoy que para iniciar un proceso de paz, como sugirió la guerrilla de las FARC la semana pasada, se requiere un "cese de acciones criminales con verificación" para evitar "un nuevo engaño".

Uribe aludió así, sin mencionarla, a la declaración emitida por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de que está dispuesta a buscar "alternativas políticas" y su decisión de suavizar sus exigencias para intercambiar policías y militares secuestrados por guerrilleros presos.

"La paz tiene que ser exigente, para que en el momento que vaya a empezar un proceso se dé una señal inequívoca: un cese de acciones criminales por parte de los grupos que quieran entrar en ese proceso, con verificación," declaró Uribe en la conferencia internacional "Antiterrorismo Contemporáneo: La Experiencia Colombiana", que se celebra en Bogotá.

"Nosotros creemos en la paz. Por eso la seguridad con valores democráticos. Lo que no podemos permitir es un nuevo engaño a los colombianos", expresó el mandatario colombiano.

Añadió de que en un proceso hay "el riesgo de que simplemente se hable de paz como lenguaje para ponerle nubarrones al terrorismo, que todos los días pretenden ejercer con la misma crueldad".

El pasado sábado, la guerrilla colombiana de las FARC aceptó una propuesta para agilizar un intercambio de los militares y policías secuestrados a cambio de que salgan de la cárcel unos 500 insurgentes presos.

El grupo rebelde flexibilizó su exigencia de desmilitarizar un extenso territorio del Valle del Cauca (suroeste) para dialogar sobre el canje de rehenes, que hasta ahora había sido un obstáculo para un acuerdo humanitario sobre la materia.

Las FARC celebraron unas fallidas negociaciones de paz con el Gobierno del anterior presidente, Andrés Pastrana (1998-2002).

Sin embargo, desde que Uribe tomó posesión para su primer mandato de cuatro años, en 2002, han sido reacias a diálogos y en algunas ocasiones afirmaron que no hablarían de paz mientras gobierne el actual mandatario.