El ejército de Sri Lanka bombardea indiscriminadamente zonas civiles, denuncia HRW

  • Nueva York, 24 mar (EFE).- El Ejército de Sri Lanka bombardea indiscriminadamente las llamadas "zonas seguras" en las que se refugian miles de civiles retenidos en el norte del país por los rebeldes tamiles, aseguró hoy Human Rights Watch (HRW).

Nueva York, 24 mar (EFE).- El Ejército de Sri Lanka bombardea indiscriminadamente las llamadas "zonas seguras" en las que se refugian miles de civiles retenidos en el norte del país por los rebeldes tamiles, aseguró hoy Human Rights Watch (HRW).

La organización de derechos humanos señaló en un comunicado de prensa que unos 2.700 civiles han perdido la vida en los dos últimos meses a causa de los combates entre el Ejército y la guerrilla de los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil (LTTE).

"Recibimos denuncias de que cada día civiles mueren y resultan heridos en las zonas seguras, mientras el Gobierno ceilanés sigue negando estos ataques", dijo el director para Asia de HRW, Brad Adams.

El uso de los civiles como un escudo humano contribuye a ese derramamiento de sangre, agregó.

Según el comunicado, un médico de un hospital improvisado en Putumattalan, una de las zonas declaradas seguras por el Gobierno, informó a HRW de que tratan diariamente a docenas de civiles muertos y heridos.

Esa misma fuente agregó que el pasado 21 de marzo otro proyectil alcanzó un refugio en el que se protegían un grupo de civiles, entre los que se registraron cinco muertos y nueve heridos.

HRW resaltó que es muy difícil recibir información precisa sobre la situación en la zona del conflicto, a la que el Gobierno impide el acceso de la prensa y de observadores independientes.

Denunció que el LTTE siga impidiendo la huida de unos 150.000 civiles atrapados en el frente de combate y que los esté utilizando como un escudo contra los ataques del Ejército.

Los rebeldes se niegan a permitir la evacuación de un empleado local de una organización humanitaria internacional que el pasado 21 de marzo fue herido de gravedad durante un bombardeo.

Human Rights Watch advirtió de que los civiles atrapados en el conflicto, también tienen grandes dificultades para conseguir alimentos y agua, además de servicios sanitarios y atención médica, debido a la dificultad de las ONG de acceder a la zona.

El Ejército ceilanés lanzó el año pasado una gran ofensiva contra el LTTE que ha conseguido arrinconar a la guerrilla tamil en una pequeña porción del norte de la isla.

Los rebeldes luchan desde hace 25 años para proclamar un Estado independiente en el norte y el este de Sri Lanka, donde predomina la etnia tamil, frente a los cingaleses, que son mayoría en el resto del país.