El líder de Hizbulá llama a ejecutar a los espías que trabajan para Israel

  • Beirut, 22 may (EFE).- El líder del partido político chií libanés Hizbulá, Hassan Nasralá, hizo un llamamiento hoy para ejecutar a los espías descubiertos esta semana que formaban una red que trabajaban al servicio de Israel y para que se entreguen quienes aún se encuentran escondidos.

Beirut, 22 may (EFE).- El líder del partido político chií libanés Hizbulá, Hassan Nasralá, hizo un llamamiento hoy para ejecutar a los espías descubiertos esta semana que formaban una red que trabajaban al servicio de Israel y para que se entreguen quienes aún se encuentran escondidos.

En un discurso pronunciado ante varias decenas de miles congregadas con motivo de la celebración del "Día de la Liberación", Nasralá dijo: "Por vosotros pido que cuelguen a los espías, empezando por aquellos que sean chiíes".

El Día de la Liberación conmemora la salida del sur del Líbano de las tropas israelíes el 25 de mayo de 2000, después de que invadieran y ocuparan esta zona desde 1982.

Varias decenas de miles de personas agitando banderas amarillas de Hizbulá han seguido la intervención de su líder en directo a través de una gran pantalla en la localidad de Nabatiya, que también ha sido retransmitida por su canal de televisión, Al Manar.

Nasralá se ha dirigido a los espías y les he emplazado a entregarse a las autoridades.

"Me dirijo a los espías y les digo que están desnudos y que pronto serán descubiertos, así que es mejor que se entreguen a la policía, quien puede darles el menor de los castigos", dijo.

El líder chií aseguró que su partido cooperará plenamente con las fuerzas de seguridad libanesas y el Ejército con el objetivo de "limpiar del todo el territorio libanés de espías y agentes".

La policía libanesa ha arrestado a unas 20 personas en las últimas semanas que formaban una extensa red de espías al servicio de Israel. Casi todos eran libaneses, menos dos que eran palestinos.

Uno de los objetivos de esta red era observar los movimientos del propio Nasralá. A los detenidos se les intervinieron sofisticados sistemas de comunicaciones.

El líder de Hizbulá pidió un "Estado fuerte y justo que sea capaz de defender su territorio y a sus habitantes sin distinciones", a la vez que acusó a los sucesivos gobiernos libaneses de discriminar a los del sur, en su mayoría chiíes.

"Queremos un estado fuerte y en junio tendremos ese Estado fuerte", dijo en referencia a las cruciales elecciones que se celebran el próximo 7 de junio en el país árabe.

Nasralá confía en que su partido y otros aliados consigan la mayoría parlamentaria en la cita electoral de dentro de dos semanas.

"Dejad que os diga con franqueza: necesitamos esa mayoría para salvar a nuestro país de las conspiraciones extranjeras", dijo en referencia a las políticas pro occidentales del actual gobierno del primer ministro Fuad Siniora.

Hoy el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, ha visitado el país y se ha reunido con el presidente libanés, Michel Suleiman, y con el primer ministro, Siniora.

Biden, primer estadounidense de alto rango en visitar el país en 30 años, transmitió a los mandatarios árabes el apoyo de su país a la soberanía y la seguridad del Líbano y negó que EEUU tenga alguna preferencia por en los resultados en las elecciones previstas para el 7 de junio.

"No he venido aquí a apoyar a un grupo (político) o a otro sino a todo el pueblo libanés y su soberanía, que es intocable", dijo Biden tras reunirse con Suleimán.