La ONU advierte de la volatilidad de la crisis política de Nepal

  • Naciones Unidas, 5 may (EFE).- La enviada especial de la ONU para Nepal, Karin Landgren, advirtió hoy que el proceso de paz que puso fin al sangriento conflicto interno del país pasa por un "momento volátil" tras la abrupta renuncia del primer ministro por desavenencias con el presidente.

Naciones Unidas, 5 may (EFE).- La enviada especial de la ONU para Nepal, Karin Landgren, advirtió hoy que el proceso de paz que puso fin al sangriento conflicto interno del país pasa por un "momento volátil" tras la abrupta renuncia del primer ministro por desavenencias con el presidente.

Landgren indicó en una reunión del Consejo de Seguridad que la fuerte carga de animosidad y desconfianza acumulada en los últimos meses entre los principales partidos estalló con la dimisión el lunes del primer ministro, el maoísta Pushpa Kamal Dahal, alias Prachanda.

"Nos encontramos en un momento volátil del proceso de paz", afirmó la enviada especial y máxima responsable de la misión de Naciones Unidas en Nepal (UNMIN, por su sigla en inglés).

Prachanda renunció en protesta por la decisión del presidente nepalí, Ram Baran Yadav, de revertir una orden del Ejecutivo por la que fue destituido el jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Rookmangud Katawal.

El líder maoísta mantenía un contencioso con Katawal por el reclutamiento de 3.000 nuevos soldados para un Ejército en el que aún han de integrarse 19.000 ex guerrilleros maoístas, uno de los puntos más problemáticos del acuerdo de paz de noviembre de 2006.

Landgren señaló que hay un "grave déficit de confianza entre los principales actores políticos", que ha provocado que las partes acudan con gran frecuencia al Tribunal Supremo del país para interpretar el contenido del acuerdo de paz y desmovilización de la guerrilla.

"Este continuo recurrir a los tribunales es una manifestación de la debilidad de los acuerdos políticos y la ausencia de otros mecanismos eficientes" para saldar disputas, apuntó.

La enviada especial instó a restablecer "de manera urgente" la confianza entre los partidos políticos y el espíritu de colaboración, si se quiere aprovechar el progreso logrado en los últimos tres años en la pacificación del país.

Sin estas condiciones será muy difícil dar los próximos pasos en el proceso de paz, que son el abordar el futuro de la antigua fuerza guerrillera y redactar una nueva Constitución, advirtió.

En una muestra del aumento de la tensión en el país, la Policía nepalí arrestó hoy a 63 personas, entre ellos varios líderes de organizaciones civiles, por manifestarse ante la oficina del presidente Yadav en protesta por su decisión de mantener en el puesto al jefe del Ejército.

Por su parte, el jefe del Estado dio cuatro días de plazo a los partidos para formar un nuevo Gobierno, pero los maoístas dejaron claro que piensan impedirlo tanto en el Parlamento como con movilizaciones en las calles.