Sectores expresan preocupación por los conflictos entre haitianos y dominicanos

  • Santiago (R.Dominicana), 8 may (EFE).- Diferentes sectores de República Dominicana, como la iglesia Católica y la academia, manifestaron hoy su preocupación por los frecuentes enfrentamientos entre haitianos y dominicanos ocurridos en la zona norte de ese país, que se han saldado con varios muertos y heridos.

Sectores expresan preocupación por los conflictos entre haitianos y dominicanos

Sectores expresan preocupación por los conflictos entre haitianos y dominicanos

Santiago (R.Dominicana), 8 may (EFE).- Diferentes sectores de República Dominicana, como la iglesia Católica y la academia, manifestaron hoy su preocupación por los frecuentes enfrentamientos entre haitianos y dominicanos ocurridos en la zona norte de ese país, que se han saldado con varios muertos y heridos.

Desde 2005 hasta la fecha en la región norte del país se han originado al menos seis choques violentos entre ciudadanos de los dos países que comparten la isla caribeña La Española.

Los conflictos más recientes entre haitianos y dominicanos se remontan a junio de 2005, en el municipio de Hatillo Palma, en el noroeste dominicano, cuando una comerciante dominicana fue muerta a machetazos y su esposo gravemente herido en un hecho del que se acusó a inmigrantes indocumentados del vecino país.

A raíz de ese incidente, dominicanos enardecidos expulsaron a cientos de haitianos que vivían en la zona y las autoridades de Migración repatriaron más de 300 de ellos con el pretexto de protegerlos de la multitud.

Días después, varias personas entraron a una finca del lugar donde dormían varios haitianos y mataron al menos dos de los inmigrantes y otros tres resultaron heridos.

Los conflictos se extendieron a la localidad de Villa Trina, en la provincia Espaillat (norte), donde un grupo de dominicanos mató a puñaladas a un inmigrante haitiano y expulsó a decenas de ellos en represalia por la muerte de un hacendado dominicano atribuida a dos haitianos que lograron escapar.

Otros enfrentamientos se originaron en el poblado de Juan Gómez, del municipio de Guayubín en el noroeste, en Pontón, La Vega y Santiago (norte), donde la muerte de dominicanos, supuestamente a manos de haitianos, ha provocado la ira local con el resultado del incendio de decenas de casuchas habitadas por indocumentados de Haití.

El sociólogo y profesor de la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA), Víctor Burgos, en declaraciones a la prensa hechas hoy, calificó como preocupante los frecuentes choques entre haitianos y dominicanos que la mayoría de veces deja muertos y heridos, lo que crea desasosiego en el país.

Burgos aseguró que esos conflictos hacen peligrar la integridad y las relaciones entre ambos países.

Según su apreciación, los hechos conflictivos entre ciudadanos haitianos que residen en el país y dominicanos, han dejado como resultados numerosas muertes que han consternado a ambos pueblos.

Mientras, el arzobispo de Santiago, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, lamentó hoy los daños provocados a la humanidad por los prejuicios raciales y dijo que ese fenómeno que se da en el mundo es fruto de la ignorancia de mucha gente.