EEUU propone a la OTAN una nueva estrategia para Afganistán que aboga por una mejor coordinación

EEUU propone a la OTAN una nueva estrategia para Afganistán que aboga por una mejor coordinación

EEUU propone a la OTAN una nueva estrategia para Afganistán que aboga por una mejor coordinación

WASHINGTON/BRUSELAS, 23 (Reuters/EP) El presidente estadounidense, Barack Obama, perfiló ayer la que será su nueva política para Afganistán, donde defendió la necesidad de una "estrategia de salida" y prometió que pondrá un mayor énfasis en el desarrollo económico del país, la diplomacia con el vecino Pakistán y una mejor coordinación con los socios internacionales. Para ello, el enviado estadounidense para Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke, informó hoy a los aliados de la OTAN de la nueva estrategia. En opinión de Obama, la fuerza militar por sí sola no pondrá fin a la guerra. "Lo que no podemos hacer es pensar que un enfoque únicamente militar en Afganistán va a ser la solución a nuestros problemas", subrayó en una entrevista concedida al programa de la cadena CBS '60 Minutes'. "Por tanto, lo que estamos buscando es una estrategia integral. Tiene que haber una estrategia de salida (...). Tiene que haber un sentimiento de que no es una perpetua deriva", detalló Obama, quien participará en la cumbre que la Alianza Atlántica celebrará en Estrasburgo los próximos 3 y 4 de abril, en la que Afganistán será uno de los temas principales de la agenda. Esta estrategia es lo que trató de explicar este lunes en Bruselas el enviado especial de Estados Unidos para Afganistán y Pakistán, quien se reunió con el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, y luego informó a los 26 embajadores de los países aliados. Holbrooke destacó la necesidad de aplicar un enfoque regional que incluya a Pakistán para solucionar los problemas de Afganistán, así como de incrementar los esfuerzos tanto civiles como militares, según precisó un portavoz de la OTAN. También incidió en la importancia de aumentar de forma significativa el número de efectivos de la Policía afgana. Al respecto, Holbrooke aseguró que ha encontrado una "esperanzadora simetría de opiniones" entre Estados Unidos y los aliados y otros países que tienen tropas destacadas en Afganistán. "Hicieron mucho hincapié en aumentar el tamaño de la Policía en Afganistán", dijo. REGIONES TRIBALES Asimismo, el enviado especial declaró a la cadena británica BBC que la prioridad será ocuparse de la situación de las regiones tribales situadas a lo largo de la frontera con Pakistán, donde se refugian los milicianos talibán y de Al Qaeda y desde donde planean los ataques que perpetran en Afganistán. "Éste es el principal mensaje que queremos hacer entender. No se puede separar Afganistán de Pakistán", subrayó. De hecho, Obama declaró ayer que la "inestable frontera" entre Afganistán y Pakistán supone un gran reto militar. "Va a ser un hueso duro de roer. Pero no podemos aceptar quedarnos parados y permitir que desde los refugios terroristas se planee y se conspire", reconoció el presidente. Los bombardeos que la aviación militar estadounidense lleva a cabo de vez en cuando sobre el lado paquistaní de la frontera han aumentado las tensiones con el Gobierno paquistaní, mientras que, en Afganistán, las fuerzas extranjeras tampoco gozan de la simpatía de una gran parte la población, harta de que mueran civiles a causa de las operaciones militares. El Gobierno estadounidense es consciente de que no se enfrenta a una tarea fácil y, en este sentido, Holbrooke dijo: "No puedo prometer un calendario para un éxito garantizado en una zona tan complicada (...), pero puedo asegurar que esta Administración va a hacer todo lo que pueda para tener éxito en una de la situaciones más difíciles del mundo". "MÁS TROPAS Y MÁS RECURSOS" Además, el enviado especial de Estados Unidos para Afganistán y Pakistán acusó a la Administración anterior, la de George W. Bush, de no ocuparse lo suficiente de Afganistán, y afirmó que el actual Gobierno enviará "más tropas y más recursos" al país centroasiático y le concederá una "mayor atención de alto nivel". En Afganistán, la violencia ha alcanzado su máximo nivel desde que las fuerzas lideradas por Estados Unidos derrocaran al gobierno talibán en 2001, y Obama ha admitido incluso que las fuerzas internacionales no están ganando en este país. Por ello, ha ordenado el envío de 17.000 soldados adicionales a Afganistán que se añadirían a los 38.000 que ya están allí con el fin de dominar la insurgencia talibán y estabilizar el país. Los demás países, bajo el mando de la OTAN o de Estados Unidos, suman entre todos unos 30.000 soldados, pero en su mayoría se han mostrado reacios a aumentar su presencia militar. Gran parte de los refuerzos estadounidenses se desplegarán en las provincias del sur y el este para ayudar a la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN a combatir a los insurgentes en la frontera afganopaquistaní. CONTRARRESTAR LA INCOMPETENCIA DE KARZAI Por otro lado, el periódico británico 'The Guardian' publicó hoy una polémica noticia según la cual la coalición de fuerzas internacionales desplegadas en Afganistán baraja crear una figura en Kabul con un rol parejo al de un director gerente o un primer ministro para reconducir la deriva de una situación que atribuye a la "incompetencia" del presidente, Hamid Karzai, y de su equipo en la lucha contra la corrupción. De acuerdo con el diario, se reduciría el poder de Karzai y las remesas económicas del Gobierno central se redistribuirían entre las autoridades provinciales. Pero Holbrooke rechazó esta información: "No sé de qué están hablando". "No refleja ningún punto de vista del que yo esté al tanto en el Gobierno en el que trabajo y, ciertamente, no es un plan universal de la OTAN", agregó. "Mucha gente, incluidos los propios afganos, han reclamado un sistema con primer ministro, pero el sistema de gobierno es el que fijó la Constitución afgana", subrayó Holbrooke. "Y nadie debería intentar cambiar la Constitución, excepto de acuerdo con sus propias disposiciones", previno, asegurando no tener "ni idea de qué habla ese artículo". Desde Kabul, el portavoz de Karzai, Humayun Hamidzadeh, calificó la información de "sinsentido". "Introducir un primer ministro en un país en el que hay una Constitución que dice que hay un sistema presidencial es simplemente imposible", recalcó.