El CICR alerta de una situación humanitaria "difícil" en Afganistán y Pakistán los próximos meses

MADRID, 30 (EUROPA PRESS) La situación humanitaria en Afganistán y Pakistán seguirá siendo "difícil" en los próximos meses, debido a que el conflicto armado en Afganistán se intensifica y afecta a más zonas del país, mientras que los enfrentamientos y la inestable situación de seguridad provocan graves dificultades a la población civil en el noroeste de Pakistán, alertó hoy el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). En vista de la Conferencia Internacional sobre Afganistán y los países vecinos que se celebrará mañana en La Haya, "el CICR insta a todos los países participantes a que consideren la difícil situación de la población civil como un asunto urgente", según el director de actividades operacionales para Asia meridional de esta organización, Jacques de Maio. "En los últimos meses, el conflicto armado en la Provincia pakistaní de la Frontera Noroeste ha obligado a muchas personas a huir", añadió De Maio. "También ha aumentado de forma constante el número de heridos por arma, como consecuencia del conflicto y de las inestables condiciones de seguridad en la Provincia de la Frontera Noroeste y en las zonas tribales bajo administración gubernamental", afirmó. En Dir, situada en el territorio fronterizo de Pakistán, el CICR está distribuyendo asistencia para más de 40.000 desplazados internos, que todavía consideran no seguro volver a sus comunidades de origen. "Tras el alto el fuego en el distrito de Swat, hemos podido volver a prestar la ayuda que tanto necesitaban desplazados y repatriados", manifestó De Maio. El CICR quiere abordar ahora los problemas sanitarios en las zonas más afectadas y está dispuesto a trabajar en Bajaur, en el noroeste de Pakistán, según la organización. El CICR coordina las operaciones que lleva a cabo en los territorios fronterizos de Pakistán y Afganistán."Se prevé que la dinámica política y militar del conflicto pondrá aún más en peligro la vida de la población civil a corto plazo, tanto en Afganistán como en Pakistán", señaló. "Su seguridad y bienestar dependerá de un mayor respeto del Derecho Internacional Humanitario, que incluye también las disposiciones relativas a la protección de los detenidos, además de una respuesta humanitaria neutral e independiente de mayor envergadura", concluyó.