Al menos ocho peregrinos iraquíes mueren por la explosión de una bomba

Al menos ocho peregrinos iraquíes mueren por la explosión de una bomba

Al menos ocho peregrinos iraquíes mueren por la explosión de una bomba

KERBALA, 12 (Reuters/EP) Al menos ocho peregrinos iraquíes murieron hoy y otros 46 resultaron heridos por la explosión de una bomba cerca de un lugar de culto, coincidiendo con la celebración musulmana chií del Arbaín, una de las fechas más importantes del calendario religioso chií, informó la Policía. La explosión tuvo lugar a menos de un kilómetro de distancia de la mezquita del imán Husein, en el centro de Kerbala, a 80 kilómetros al suroeste de Bagdad, a pesar de las fuertes medidas de seguridad. En la huida de la escena algunos peregrinos protagonizaron enfrentamientos con la Policía. Cientos o miles de peregrinos acuden a la mezquita del imán Husein cada año para celebrar la festividad del Arbaín, que marca el final del duelo por la muerte del nieto del profeta Mahoma en el siglo séptimo. Algunos peregrinos han caminado durante días para llegar a Kerbala, las mujeres vestidas con túnicas negras y los hombres alzando estandartes religiosos. Los puestos de control han hecho el tráfico hacia Kerbala y otras partes de Irak más lento. Los encuentros a los que concurren un gran número de iraquíes de la mayoría chií, restringidos bajo el régimen árabe-suní de Sadam Husein, han sido un foco de atracción de ataques de la insurgencia desde que Sadam fue derrocado en la invasión liderada por Estados Unidos en 2003. El portavoz del Ministerio del Interior, Abdul Karim Jalaf, dijo que cinco personas resultaron muertas en el atentado y medio centenar heridas. Ayer mismo, la misión de la Naciones Unidas en Irak condenó los atentados contra peregrinos y los incidentes sectarios, justo cuando la violencia en Irak derivada del enfrentamiento entre suníes y chiíes y de la insurgencia está en su nivel más bajo desde la guerra. Dos peregrinos chiíes murieron en distintos atentados en Bagdad ayer, mientras 16 personas fallecieron un atentado cerca de una estación de autobuses de la capital iraquí. La mayoría de las personas que se encontraban en la estación en el momento del ataque podrían tratarse también de peregrinos que se dirigían a Kerbala en autobús.