Denuncian una campaña de interrogatorios a supuestos chiíes en Marruecos

  • Rabat, 24 mar (EFE).- Las principales organizaciones marroquíes de derechos humanos acusaron hoy a las autoridades de su país de haber comenzado una campaña de interrogatorios a supuestos chiíes, que calificaron de "atentado contra la libertad religiosa".

Denuncian una campaña de interrogatorios a supuestos chiíes en Marruecos

Denuncian una campaña de interrogatorios a supuestos chiíes en Marruecos

Rabat, 24 mar (EFE).- Las principales organizaciones marroquíes de derechos humanos acusaron hoy a las autoridades de su país de haber comenzado una campaña de interrogatorios a supuestos chiíes, que calificaron de "atentado contra la libertad religiosa".

Esta campaña se plantea en paralelo a otras acciones del Gobierno marroquí contra la influencia del chiísmo en el país como la clausura del colegio iraquí de Rabat, que hoy motivó nuevas protestas de padres, profesores y alumnos ante el centro escolar.

En sendos comunicados, la Organización Marroquí de Derechos Humanos (OMDH) y la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) coincidieron en considerar que el interrogatorio policial de ciudadanos por sus convicciones religiosas es "inaceptable".

La OMDH indicó en su nota que "no hay ningún motivo que pueda justificar estos interrogatorios, esos ciudadanos no están acusados ni de crímenes políticos ni de ningún otro delito contemplado por la ley".

"La Constitución marroquí garantiza a toda persona ejercer de manera libre su convicción religiosa", añadió.

En este mismo sentido, la AMDH denunció las "infracciones" contra los principios de libertad religiosa que implica la "campaña ilegal" de interrogatorios a marroquíes supuestamente chiíes.

La organización indicó en su comunicado que "varios ciudadanos han sido interrogados en las comisarías, acusados de pertenecer a grupos chiíes, entre ellos Adel Budan, miembro de la AMDH en la ciudad de Uezan" (norte).

"La policía interroga a estos ciudadanos acerca de sus convicciones religiosas, como su opinión sobre el papel como comendador de los creyentes del monarca alauí, además de otras preguntas sobre sus contactos y sus ideas sobre el rito chií", dijo Abdelilá Benabdeslam, miembro de la sede central de esta asociación.

Según el rito suní malekita, el oficial en Marruecos, el rey, descendiente del profeta Mahoma, desempeña la función de comendador o príncipe de los creyentes.

"Además de estos interrogatorios, la policía confisca en sus casas libros, documentos y ordenadores, en el marco de la búsqueda de datos sobre la expansión del chiísmo en Marruecos", añadió Benabdeslam.

La personas interrogadas hasta el momento, sobre todo en las ciudades del norte de Marruecos, han sido liberadas, indicaron las fuentes.

Estos interrogatorios se producen dentro de una intensa movilización del Estado para frenar la expansión del chiísmo en el país, más aún después de que Marruecos rompiese sus relaciones diplomáticas con Irán el pasado 6 de marzo.

Otra de las acciones más recientes ha sido la clausura del colegio iraquí en Rabat, decretada el pasado sábado, que ha originado las protestas de padres, profesores y alumnos del centro.

Varias decenas de éstos se reunieron hoy frente a la escuela para hacer ver su disconformidad con este cierre, que ha motivado que los cerca de 450 alumnos hayan sido destinados a colegios públicos hasta el final del curso.

Como explicó a Efe Zeinab, profesora del centro, "a los alumnos los han metido en otros colegios, pero qué va a suceder con los 30 profesores que dábamos clase".

Tras la protesta, los tutores y algunos padres se dirigieron a la Embajada de Irak en Rabat, donde se reunieron con los responsables diplomáticos iraquíes, quienes les prometieron su implicación en la búsqueda de una solución.

La prensa marroquí ha especulado en los últimos días con que, tras este incidente, pueda tener lugar una ruptura de relaciones con Irak similar a la de Irán, si bien oficialmente no hay ningún indicio al respecto.