Detenido líder de Al Qaeda en Irak en un día con 80 muertos en dos atentados

  • Bagdad, 23 abr (EFE).- En una jornada especialmente violenta en Irak, con casi ochenta muertos en dos atentados, un portavoz militar anunció hoy la detención del máximo líder de Al Qaeda en Irak, Abu Omar al Bagdadi.

Etiquetas

Bagdad, 23 abr (EFE).- En una jornada especialmente violenta en Irak, con casi ochenta muertos en dos atentados, un portavoz militar anunció hoy la detención del máximo líder de Al Qaeda en Irak, Abu Omar al Bagdadi.

Al Bagdadi era el dirigente del Estado Islámico de Irak, creado en octubre del 2006 para luchar contra la ocupación militar estadounidense y que agrupa a ocho grupos, liderados por la sección iraquí de Al Qaeda.

Según informó la televisión oficial iraquí, citando al portavoz del centro de operaciones del Ejército iraquí en Bagdad, general Qasem Atta, el líder terrorista fue capturado "en una vasta y precisa operación" ejecutada en un área de esta capital.

Su paradero, agregó Atta, siempre según el canal de televisión Al Iraquia, fue conocido gracias a una información de los servicios de inteligencia. De acuerdo con la cadena qatarí de televisión Al Yazira, Al Bagdadi fue localizado gracias a una delación.

El general Atta, que suele ofrecer periódicas ruedas de prensa para dar a conocer los resultados de importantes operaciones en Irak, no ha confirmado aún los informes dados a conocer por el canal oficial de la televisión iraquí.

La información tampoco ha sido confirmada por la oficina de prensa de la fuerza militar multinacional en Irak que está liderada por Estados Unidos.

Al Bagdadi tiene el título de emir del Estado Islámico de Irak, que busca la creación de un país bajo la ley islámica y que esté gobernado por un califa.

Sucedió al frente de Al Qaeda en Irak al jordano Abu Musab al Zarqaui, tras la muerte de este en un bombardeo aéreo estadounidense el 8 de junio de 2006, en una aldea situada al noreste de Bagdad.

El arresto de Al Bagdadi se conoció el mismo día que dos atentados suicidas registrados en Bagdad y en la provincia norteña de Diyala causaran 76 muertos y unos 120 heridos, algunos de ellos con lesiones muy graves.

El ataque más mortífero se registró en una población cercana a Baquba, la capital de Diyala, una de las provincias más castigadas por la violencia de los grupos insurgentes iraquíes.

Allí, un desconocido que portaba un cinturón con explosivos lo hizo estallar en un restaurante y la bomba mató a 48 personas y causó heridas a otras setenta, según dijeron a Efe fuentes del Ministerio del Interior.

La mayoría de las víctimas de este atentado suicida eran peregrinos iraníes que habían llegado a Irak en tres camiones para visitar santuarios chiíes de la zona, agregaron las fuentes.

Añadieron que el número de muertos puede aumentar en las próximas horas por la gravedad de las lesiones de los heridos. La explosión fue tan fuerte que el techo del restaurante se desplomó.

También hoy, otro atentado suicida en el centro de Bagdad mató a 28 personas y causó heridas a medio centenar más. Entre los muertos hay 12 policías, según fuentes del Ministerio del Interior.

Este ataque en Bagdad fue causado por un suicida que portaba un cinturón con explosivos y que lo accionó junto a un grupo de agentes policiales que repartían alimentos y ayuda humanitaria a familias desplazadas, en el barrio bagdadí de Al Qarrada.

Estos atentados se producen cinco días después de que el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, advirtiera de un posible rebrote de la violencia y pidiera unidad al país para "cerrar el paso a los enemigos de Irak".

"De la misma forma que trabajamos a favor del país, los enemigos trabajan para hacerle daño", dijo Maliki en un discurso oficial.