Dos atentados simultáneos en un santuario chií de Irak causan 60 muertos

  • Bagdad, 24 abr (EFE).- Al menos 60 personas murieron hoy en Irak y otras 130 resultaron heridas en dos atentados suicida simultáneos perpetrados en un santuario chií de Bagdad, un día después de que otra jornada sangrienta dejara 84 muertos y más de 120 heridos.

Etiquetas

Bagdad, 24 abr (EFE).- Al menos 60 personas murieron hoy en Irak y otras 130 resultaron heridas en dos atentados suicida simultáneos perpetrados en un santuario chií de Bagdad, un día después de que otra jornada sangrienta dejara 84 muertos y más de 120 heridos.

Entre los fallecidos hoy hay 25 peregrinos iraníes y entre los heridos 80. Habían llegado hasta el santuario del imán Musa al Kazim, uno de los más sagrados de los chiíes, para cumplir con las oraciones del viernes, según dijeron a Efe fuentes policiales

Según las fuentes, dos desconocidos que portaban cinturones con explosivos los detonaron simultáneamente en el santuario, en el barrio de Kademiya, en el norte de Bagdad, desatando una tragedia en una hora de gran presencia de fieles.

Nadie se ha responsabilizado hasta el momento del doble atentado, el más sangriento en más de un año, pero se parece a las últimas operaciones realizadas por suicidas que siguen las órdenes de la sección iraquí de Al Qaeda.

Musa al Kazim era uno de los doce imanes chiíes. Su santuario ha sido escenario de otros atentados suicida, pero es raro que en Irak dos personas cargadas con explosivos hagan estallar los artefactos a la vez y en un mismo lugar.

Un portavoz del Ministerio del Interior dijo a Efe que uno de los suicidas hizo estallar su bomba cerca de la puerta de Bab al Maurad, y el otro en la puerta de Bab al Dirwaza. Ambas entradas permiten acceder al jardín del gran santuario.

Las fuentes dijeron que entre las víctimas hay mujeres y niños y agregaron que muchos de los heridos tienen lesiones graves, por lo que las autoridades temen que el saldo final de muertos sea aún mayor.

No se conocía un número tan alto de víctimas mortales desde el atentado registrado el 17 de junio de 2008 en un mercado de Bagdad, que causó 62 muertos y 87 heridos.

Poco después de las explosiones de hoy fueron vistas en el lugar varias ambulancias que trasladaban heridos a los hospitales del barrio de Kademiya y de otros lugares de la capital, mientras el área era cercada por las fuerzas de seguridad.

Este doble atentado de hoy es el más sangriento contra ese lugar sagrado para los chiíes desde que los grupos insurgentes suníes lanzaron una campaña armada contra las fuerzas militares norteamericanas que invadieron Irak en 2003.

El pasado 8 de abril, siete personas murieron y otras 23 resultaron heridas al estallar un artefacto cerca del mausoleo del imán Al Sharif al Radi, a pocos metros del santuario del imán Al Kazim.

Y el 4 de enero pasado, una mujer con un cinturón de explosivos lo hizo detonar en un puesto de control situado cerca del mismo santuario y en el atentado hubo 37 muertos y 53 resultaron heridas. La mayoría de las víctimas eran peregrinos chiíes.

Estos ataques contra peregrinos chiíes representan un resurgimiento de la violencia sectaria en Irak que no se veía en muchos meses y que en 2006 puso al país al borde de la guerra civil.

Esta violencia entre diferentes cultos musulmanes, los mayoritarios chiíes y los minoritarios suníes, estalló en febrero de 2006, pero con el tiempo se fue reduciendo entre otras razones por la intervención de las tropas militares estadounidenses.

El pasado 18 de abril, el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, advirtió de un posible rebrote de la violencia sectaria en el país y pidió la unidad entre la población para "cerrar el paso a los enemigos de Irak".

"Debemos ser muy cautelosos porque la discordia sectaria podría volver a instalarse entre nosotros. De la misma forma que trabajamos a favor del país, los enemigos trabajan para hacerle daño", dijo Maliki en un discurso ante miembros de la tribu Bani Tamin

Las explosiones de hoy se registran un día después de que un total de 84 personas resultaran muertas y 126 heridas en dos atentados, uno de ellos contra peregrinos chiíes iraníes en la provincia de Diyala y el otro en el centro de Bagdad.

Esta cadena de atentados se produce mientras continúan los planes de Estados Unidos para ir retirando gradualmente sus efectivos en Irak, antes de la retirada total, programada para 2011.

Mientras tanto, se sigue a la espera de que se confirmen las noticias difundidas en la víspera por la televisión oficial iraquí, citando a un portavoz del Ejército, que dieron cuenta del arresto del máximo líder de Al Qaeda en Irak, Abu Omar al Bagdadi.

La detención fue dada a conocer por el canal Al Iraquia, que citó al portavoz de las operaciones del Ejército en Bagdad, general Qasem Atta, pero no ha sido confirmado por otra fuente iraquí ni tampoco por las fuerzas militares estadounidenses destacadas en este país.

Además de líder de Al Qaeda en Irak, Al Bagdadi tiene el título de emir del Estado Islámico de Irak, creado en octubre de 2006 y que reúne a ocho distintos grupos, encabezados por Al Qaeda.