Ehud Barak asegura que en Gaza no hay ni hambre ni crisis

JERUSALÉN, 31 (EUROPA PRESS)

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, afirmó hoy durante el Consejo de Ministros del Gobierno que cree que en la Franja de Gaza no hay una situación de emergencia humanitaria. Diversas ONG e incluso organismos internacionales de la ONU.

"No hay hambre ni crisis en Gaza. Hoy pasan más suministros por la frontera que los que pasaban en ciertos momentos del último alto el fuego. Sólo los materiales sensibles y los destinados a la construcción tienen prohibido el transporte", explicó.

Este mismo mes, el representante especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente Próximo, Robert Serry, advirtió ayer de que "la situación en Gaza es realmente alarmante" para los 1,5 millones de personas que viven en esta estrecha franja costera y que esta no ha experimentado progresos reales desde que concluyese la ofensiva militar israelí, finalizada el pasado enero.

También la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) denunció que el bloqueo israelí impide la entrada de productos básicos con un criterio "arbitrario". El director de Relaciones Externas de la UNRWA, Fabian McKinnon, explicó que Israel impide la entrada de máquinas de rayos X . "Estamos hablando de medicinas, lentejas, arroz, aceite... No de temas de seguridad", indicó. La aplicación del bloqueo es "arbitraria", añadió.

INFORME DEL SHIN BET

El jefe del servicio de seguridad de la inteligencia interna, el Shin Bet, Yuval Diskin, también compareció ante el Consejo de Ministros e informó al Gobierno de "la mejoría en los esfuerzos egipcios para impedir el tráfico de armas a través de la Línea Philadelphi", frontera entre Egipto y la Franja de Gaza.

Diskin indicó que los egipcios sustituyen al contingente fronterizo cada varios meses para evitar que los militares estrechen lazos con la población local. Además, varios oficiales egipcios ya han sido detenidos por haber aceptado sobornos.

El portavoz de este organismo de espionaje aseguró que las tensiones entre el brazo armado y el político de Hamás son cada vez mayores. Así, explicó Diskin, la rama política quiere mejorar su imagen pública, mientras que el brazo armado preferiría centrarse en rearmarse y en el posible acuerdo de intercambio de prisioneros con Israel. En cualquier caso, "el liderazgo político, con sede en Damasco, está a favor del brazo armado", aseguró.