El Ejército anuncia la "fase final" de los combates con el enviado de la ONU en Sri Lanka

  • Nueva Delhi, 15 may (EFE).- El Ejército ceilanés anunció hoy el comienzo de la "fase final" de su operación contra la guerrilla tamil en el noreste de Sri Lanka, país al que llegó hoy el representante de la ONU Vijay Nambiar para vigilar la situación humanitaria.

Nueva Delhi, 15 may (EFE).- El Ejército ceilanés anunció hoy el comienzo de la "fase final" de su operación contra la guerrilla tamil en el noreste de Sri Lanka, país al que llegó hoy el representante de la ONU Vijay Nambiar para vigilar la situación humanitaria.

"Ha comenzado la operación final de rescate de los civiles. Hemos rescatado a unos 5.000 en las últimas horas", dijo a Efe por teléfono el portavoz del Ejército, Udaya Nanayakkara.

La guerrilla denunció hoy nuevos combates cerca de los refugios y búnkeres que acogen a los civiles en la última zona bajo su control, una franja costera del noreste de apenas 4 kilómetros cuadrados donde según la ONU se hacinan unas 50.000 personas.

"El 75 por ciento de la población está en búnkeres y se escucha lucha cuerpo a cuerpo. Cientos de civiles están siendo asesinados y mutilados en la carnicería causada por el Ejército de Sri Lanka", alegó el portal Tamilnet, afín a la guerrilla tamil (LTTE).

El presidente de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, aseguró anoche que sus tropas "rescatarán" a todos los civiles antes de 48 horas, un plazo que confirmó Nanayakkara.

"Lograremos unir el frente-norte y el sur en breve. En ese momento el LTTE quedará rodeado y sus miembros tendrán dos opciones: o rendirse o suicidarse", aseguró el portavoz, quien volvió a insistir que su objetivo es rescatar a los civiles.

Nambiar, jefe de gabinete del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llegó hoy a Sri Lanka con la misión de supervisar la situación humanitaria en la isla y pedir a ambos bandos que este conflicto termine sin derramar más sangre, según una portavoz.

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió este miércoles al Gobierno de Sri Lanka que respete su compromiso de cesar el bombardeo con artillería pesada contra el reducto de la guerrilla tamil, y a esta última que se rinda y deje salir a los civiles.