El ejército ceilanés asegura haber tomado la última franja bajo control rebelde

  • Nueva Delhi, 16 may (EFE).- El Gobierno de Sri Lanka aseguró hoy que sus tropas han tomado "la última franja" en el noreste de la isla bajo control de la guerrilla tamil, que ha quedado sitiada y sin escapatoria por mar.

Nueva Delhi, 16 may (EFE).- El Gobierno de Sri Lanka aseguró hoy que sus tropas han tomado "la última franja" en el noreste de la isla bajo control de la guerrilla tamil, que ha quedado sitiada y sin escapatoria por mar.

El presidente ceilanés, Mahinda Rajapaksa, proclamó en un discurso pronunciado en Ammán que la guerrilla de los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil (LTTE) ha sido "finalmente derrotada militarmente".

"Volveré a un país que estará totalmente liberado de los actos bárbaros del LTTE", manifestó el presidente en la cumbre de países medios del G-11 que se está celebrando en Jordania, según un comunicado recogido por el Ministerio ceilanés de Defensa.

El portavoz militar de Sri Lanka, Udaya Nanayakkara, declaró a Efe por teléfono que los rebeldes se han quedado sin acceso al mar y precisó que se hallan "confinados" en menos de dos kilómetros cuadrados.

Calculó en entre 200 y 300 los guerrilleros que resisten y vaticinó que el fin de la guerra está ya "próximo".

Nanayakkara confirmó también que las operaciones de "rescate de civiles" continúan y mostró su convencimiento de que el líder de la guerrilla, Vellupillai Prabhakaran, sigue luchando y no ha salido de la isla.

Un trabajador humanitario sobre el terreno confirmó a Efe que más de 17.000 civiles han salido de la zona desde ayer, viernes, tal y como reivindicó hoy el Gobierno.

El Ejército anunció ayer el inicio de la "fase final" de su operación contra el LTTE en la pequeña franja que controlaban los rebeldes en el distrito de Mullaitivu, donde la ONU había calculado que se hacinaban unos 50.000 civiles.

El Ministerio de Defensa detalló hoy en un comunicado que dos divisiones que acosaban desde diferentes frentes al LTTE consiguieron unirse hoy.

"La unión (de tropas) marca la liberación total de la línea de costa de la isla de tres décadas de terror", indicó el Ministerio de Defensa, que añadió que "muchos" guerrilleros, entre ellos algunos preparados para cometer atentados suicidas, se entregaron a los soldados.

Mientras, el jefe de relaciones internacionales del LTTE, S. Pathmanathan, se mostró preocupado por las "penurias" de los civiles y aseguró que la guerrilla "tomará las medidas necesarias que permitan detener inmediatamente la presente carnicería".

En un comunicado recogido por la página web afín a los rebeldes, TamilNet, Pathmanathan calificó de "esperanzadoras" las palabras del presidente de EEUU, Barack Obama, quien "finalmente" parece tener "un interés activo en la situación" de la población tamil.

Obama hizo un llamamiento el pasado 13 de mayo al LTTE para que liberara a los civiles atrapados en el noreste de la isla y para que el Ejército ceilanés pusiera fin a sus bombardeos.

El anuncio del Gobierno de Sri Lanka coincide con la visita del representante de la ONU Vijay Nambiar, que tiene previsto llegar esta noche a la isla para vigilar la situación humanitaria y reunirse con las autoridades ceilanesas en los próximos días.

Sin embargo, el presidente Rajapaksa advirtió hoy en su discurso en Jordania que las "presiones para contener las operaciones militares cuando el terrorismo está siendo eliminado pueden ser muy frustrantes".

El LTTE empuñó las armas en 1983 para exigir un Estado independiente en el norte y el este de la isla, donde predomina la etnia tamil, frente a la cingalesa, mayoritaria en el resto del país.