El Ejército ceilanés rompe una nueva línea defensiva y empuja a la guerrilla hacia el sur

  • Nueva Delhi, 28 abr (EFE).- El Ejército de Sri Lanka rompió hoy por dos puntos las posiciones defensivas de la guerrilla tamil en su último reducto en el distrito norteño de Mullaitivu, en el norte de la isla, aseguró una fuente militar.

Nueva Delhi, 28 abr (EFE).- El Ejército de Sri Lanka rompió hoy por dos puntos las posiciones defensivas de la guerrilla tamil en su último reducto en el distrito norteño de Mullaitivu, en el norte de la isla, aseguró una fuente militar.

Los soldados de las divisiones 53 y 58, que participan en el ataque final al último territorio guerrillero, encontraron "fuerte resistencia" pero lograron hacerse con el control de dos fortificaciones localizadas al sur y el sureste de la localidad de Valayanmadam.

Tras tomar el control de 600 metros de la fortificación tamil, una especie de trinchera invertida construida con tierra, los soldados ceilaneses empujaron a los miembros de los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil (LTTE) más hacia el sur, hacia el municipio de Mullivaikal.

"Las líneas defensivas estaban fuertemente minadas para restringir el flujo de los rehenes (la población tamil atrapada en la zona) y los avances militares", aseguró la fuente militar, citada por una página web del Ministerio de Defensa.

El Ejército de Sri Lanka comenzó hace ocho días su ofensiva final contra los "Tigres" tamiles, que resistían en una franja de 17 kilómetros cuadrados en el distrito de Mullaitivu y ahora controlan apenas seis kilómetros, según Defensa.

La ONU calcula que unos 50.000 civiles siguen atrapados en la zona, en la que el Gobierno se comprometió ayer a cesar los bombardeos y ataques con armamento pesado.

El LTTE denunció hoy, sin embargo, que las Fuerzas Aéreas bombardearon ayer el área de Mullivaikal, según la página web Tamilnet.

Los "Tigres" luchan desde hace 25 años para establecer un Estado independiente en el norte y este de Sri Lanka, donde la etnia tamil es mayoritaria.