El Ejército israelí no se comportó éticamente en la operación contra Gaza, según los soldados que participaron

JERUSALÉN, 20 (EUROPA PRESS) El Ejército israelí no se comportó éticamente durante la operación 'Plomo fundido' que llevó a cabo en la Franja de Gaza entre finales de diciembre y mediados de enero, según las declaraciones de los soldados que participaron en la misma realizadas en la academia militar de Oranim, en el norte de Israel, según informó el diario 'Yediot Ahronot'. Uno de los militares relató las situaciones que le molestaron durante la operación. "Antes de ir a una zona concurrida, teníamos una reunión sobre las normas de ataque y de abrir fuego dentro de una ciudad, porque, como saben, disparamos muchas rondas y matamos a muchas personas para no resultar heridos o para que no nos disparasen", dijo. "Cuando entrábamos en una casa, se supone que echar abajo la puerta y empezar a disparar dentro y luego ir planta por planta (...). Yo a eso lo llamo asesinato. En cada planta, si identificábamos a una persona, la disparábamos. Me pregunté a mí mismo: ¿Cómo puede ser esto razonable?", agregó el soldado. El militar también contó una historia sobre una mujer mayor que estaba cruzando una calle y que fue disparada por el Ejército israelí: "No sé si era sospechosa o no era sospechosa, no conozco su historia (...). Lo que sé es que mi oficial envió a gente al tejado para que la eliminasen (...). Fue un asesinato a sangre fría". Otro soldado explicó cómo murió una familia. "Habíamos tomado la casa (...) y la familia fue liberada y se le dijo que se dirigiese a la derecha. Una madre y dos niños se confundieron y fueron hacia la izquierda (...). Al francotirador del tejado no se le dijo que no pasaba nada y que no tenía que disparar (...). Uno puede decir que sólo hizo lo que le dijeron (...) Le dijeron que no dejase que nadie se acercase por el flanco izquierdo y les disparó". El soldado dijo que no sabe si su compañero primero disparó contra los pies de la mujer y a los niños, como establecen las normas del Ejército, "pero los mató". "Creo que la mayoría de la gente con la que he hablado cree que en Gaza se tenía la sensación de que las vidas de los palestinos eran mucho menos importantes que las de nuestros soldados", agregó. TESTIMONIOS CHOCANTES El jefe de la academia de Oranim, Danny Mazir, reconoció que, aunque los oficiales esperaban tener una discusión sobre las experiencias vividas y las lecciones aprendidas por los soldados en la guerra, no esperaban escuchar testimonios como éstos. "Estábamos totalmente en shock", añadió, y señaló que, hasta ahora, las investigaciones posteriores a las ofensivas "no habían demostrado tales violaciones de las normas éticas". La Portavocía del Ejército aseguró después que las Fuerzas de Defensa de Israel no tenían conocimiento de estos incidentes y que investigarán hasta qué punto se produjeron tal como los han contado los soldados.