El enviado de la ONU impresionado por la capacidad de Irak de asumir su propia seguridad

  • Naciones Unidas, 26 feb (EFE).- El enviado especial de la ONU para Irak, Staffan de Mistura, dijo hoy sentirse "impresionado" por la capacidad del país árabe de asumir la responsabilidad de garantizar la seguridad en el territorio, ante la posibilidad de que la mayoría de las tropas de EE.UU. lo abandonen el próximo año.

El enviado de la ONU impresionado por la capacidad de Irak de asumir su propia seguridad

El enviado de la ONU impresionado por la capacidad de Irak de asumir su propia seguridad

Naciones Unidas, 26 feb (EFE).- El enviado especial de la ONU para Irak, Staffan de Mistura, dijo hoy sentirse "impresionado" por la capacidad del país árabe de asumir la responsabilidad de garantizar la seguridad en el territorio, ante la posibilidad de que la mayoría de las tropas de EE.UU. lo abandonen el próximo año.

De Mistura alabó la labor desempeñada por las fuerzas de seguridad iraquíes durante las recientes elecciones provinciales, aunque declinó opinar si estarán listas para asumir por completo la seguridad del país si Washington decide retirar buena parte de sus tropas para agosto de 2010.

"Nos sentimos cada vez más y más impresionados por su capacidad de garantizar la seguridad", afirmó el diplomático sueco a la salida de una reunión con el Consejo de Seguridad de la ONU.

El enviado especial dijo que el desarrollo pacífico de los comicios del pasado 31 de enero avalan su valoración sobre la capacidad de la policía y el Ejército iraquí.

"Todavía se producen incidentes brutales, pero solamente hace falta mirar las cifras para darse cuenta de cómo ha cambiado la situación", apuntó.

En su intervención ante el Consejo, De Mistura afirmó que Irak ha cumplido las expectativas en estos dos primeros meses de 2009 y ha surgido como un país soberano tras celebrar elecciones sin tutelaje internacional.

Los comicios "son una señal de una mayor madurez política y del interés general de los iraquíes en participar en el proceso que moldeará el futuro de su país".

Al mismo tiempo, advirtió de que el proceso electoral es solamente un paso en el camino hacia la reconciliación nacional necesaria para superar el tormentoso pasado del país.

"La reconciliación nacional es necesaria si los iraquíes quieren aprovechar la oportunidad que tienen en 2009 de experimentar un progreso real hacia la soberanía nacional, la democracia, la estabilidad, la seguridad y la prosperidad", valoró.

En ese contexto, destacó la preocupación que siguen provocando las "tensiones latentes" entre las poblaciones árabes y kurdas, que son la causa de que no se haya progresado en la adopción de una ley de repartición del ingreso petrolero y de la "cierta parálisis" que afecta a varios niveles de la administración pública.

Por su parte, el embajador de Irak ante la ONU, Hamid al Bayati, destacó las felicitaciones transmitidas por los miembros del Consejo de Seguridad a su país por las recientes elecciones.

"Todos los segmentos de la sociedad iraquí participaron y demostraron su confianza en la democracia. Se han sustituido las balas por las urnas", apuntó.

El diplomático también declinó comentar el esperado anuncio del pasado viernes del presidente de EE.UU., Barack Obama, de que la mayor parte de las tropas estadounidenses desplegadas en Irak habrán abandonado el país antes de agosto de 2010.

En la actualidad se encuentran desplegados en el país árabe cerca de 142.000 militares de Estados Unidos, el equivalente a 14 brigadas de combate y sus tropas de apoyo.