El Gobierno iraquí asegura que pagará los sueldos atrasados de las milicias tribales suníes

  • Bagdad, 14 abr (EFE).- El Gobierno iraquí reiteró hoy su compromiso de pagar los salarios atrasados de todos los milicianos tribales suníes, miembros de los llamados Consejos de Salvación (Sahwa), que colaboran en la lucha contra Al Qaeda en Irak.

El Gobierno iraquí asegura que pagará los sueldos atrasados de las milicias tribales suníes

El Gobierno iraquí asegura que pagará los sueldos atrasados de las milicias tribales suníes

Bagdad, 14 abr (EFE).- El Gobierno iraquí reiteró hoy su compromiso de pagar los salarios atrasados de todos los milicianos tribales suníes, miembros de los llamados Consejos de Salvación (Sahwa), que colaboran en la lucha contra Al Qaeda en Irak.

El portavoz del Gobierno, Ali al Dabagh, explicó en un comunicado que se ha decidido contratar al ochenta por ciento de los miembros del "Sahwa" en las instituciones gubernamentales y los ministerios, mientras que el veinte por ciento se incorporarán a las fuerzas de seguridad.

Al Dabagh aseguró, además, que todos los milicianos recibirán sus sueldos en los lugares de trabajo donde serán contratados.

El anuncio se hizo casi doce días después de que el Gobierno iraquí asumiera el control total de los Consejos de Salvación, después de que el Ejército de EEUU, que los financiaba y supervisaba, culminara su traspaso.

Sin embargo, en las últimas semanas se han vivido momentos de tensión entre esa milicias y las autoridades iraquíes.

La tensión brotó después de que tropas iraquíes y estadounidenses detuvieran el 28 de marzo pasado a Adil Mashahadani, un comandante local de los Consejos de Salvación en el centro de Bagdad.

Tras el arresto se desataron una serie de combates en el barrio bagdadí de Al Fadl entre los soldados y milicianos y simpatizantes de Mashahadani, que se saldaron con tres muertos y una decena de heridos.

Poco después de estos choques en el centro de la capital, los más graves desde la creación de esta milicia en septiembre del 2006, diez efectivos de esa fuerza paramilitar fueron arrestados, acusados de actividades terroristas.

El primer Consejo de Salvación nació en la provincia occidental de Al Anbar, un bastión de la insurgencia suní, y formó parte de la estrategia de EEUU para combatir la creciente presencia de la rama iraquí de Al Qaeda.

Tras el éxito que tuvo la iniciativa, se fue extendiendo a otras zonas del país, hasta crear una fuerza paramilitar de unos 100.000 efectivos.