El líder de Hamás anuncia que Shalit no será puesto en libertad hasta que no se acuerde una tregua en Gaza

MADRID, 17 (EUROPA PRESS) El líder de Hamás en el exilio, Jaled Meshal, acusó hoy a Israel de frustrar los esfuerzos egipcios para acordar una tregua en la Franja de Gaza mediante la imposición de las últimas condiciones, según informa la versión digital del diario israelí 'Haaretz'. Meshal hizo estos comentarios en referencia a la insistencia del primer ministro de Israel, Ehud Olmert, quien advirtió de que no habrá tregua mientras Hamás no libere al soldado Gilad Shalit, capturado por insurgentes palestinos en las proximidades de la Franja en junio de 2006. El líder de Hamás señaló que su organización no relacionará el caso de Shalit con las negociaciones sobre Gaza. No obstante, el diario árabe 'Al Hayat', con sede en Londres, recogió las declaraciones de un dignatario de Hamás que afirmó que sus compañeros de la organización no se oponen a la liberación del soldado antes de llegar a un acuerdo con los israelíes, pero indicó que a cambio Tel Aviv debe liberar todos los prisioneros reclamados por Hamás. Mientras tanto, Olmert mostró hoy su esperanza de que Shalit pueda ser liberado pronto. El primer ministro israelí aspira a que el Consejo de Ministros apruebe mañana una propuesta que condiciona la permanencia del alto el fuego en Gaza a la liberación de Shalit. "Alcanzaremos decisiones sobre esto mañana, y espero que estas decisiones sean una base que permita una solución al problema a corto plazo, aunque no sea con el actual (...) Gobierno", manifestó Olmert. DIFERENCIAS CON BARAK El primer ministro considera que, si finalmente el Gabinete aprueba sus condiciones previas en la negociación con Hamás, el ministro de Defensa, Ehud Barak, no podrá acordar una solución distinta con los mediadores egipcios. Barak mantenía una postura contraria a la del Gobierno al haber afirmado que las conversaciones sobre Gaza no estarían vinculadas a la liberación del joven soldado israelí. Ayer mismo, Olmert trasladó al presidente egipcio, Hosni Mubarak, su postura y enfatizó que Israel no aprobará ningún acuerdo distinto sobre el alto el fuego. "Si el ministro de Defensa u otro cualquiera tiene una propuesta diferente, dejadles presentarla y veremos si es aprobada", admitió Olmert, quien ha mostrado su desaprobación a la actitud del también líder del Partido Laborista. En unas declaraciones realizadas ayer, Olmert insistió en que no se debe hablar sobre el caso de Shalit en público y reiteró su postura al respecto. "Cuando Gilad esté e casa, estaremos preparados para discutir otros problemas", prosiguió. Por su parte, el presidente de Egipto dijo ayer que "la liberación del soldado israelí Gilad Shalit es un tema aparte y no puede ser relacionado con la tregua" y aseguró que su país continuará ejerciendo de mediador en las negociaciones sobre el alto el fuego a pesar de las últimas incidencias. A pesar de ello, las condiciones impuestas por El Cairo establecen que los pasos fronterizos gazacíes no estarán operativos al cien por cien hasta que Shalit no salga de su cautiverio, una exigencia que según fuentes árabes ya habría sido aceptada por Hamás. Por último, el dirigente de Hamás en Damasco, Musa Abu Marzuk, adelantó ayer lunes que dentro de dos o tres días se habrán aclarado los resultados de las negociaciones sobre el alto el fuego. Marzuk agregó que Israel tendrá que poner en libertad a los prisioneros palestinos a cambio de la liberación de Shalit.