Hallan pruebas de que el Ejército israelí ordenó a sus soldados disparar contra sanitarios en Gaza

JERUSALÉN, 22 (EUROPA PRESS) Una hoja de papel escrita en hebreo en la que se aparece la frase "Reglas de enfrentamiento: disparar también contra los rescatadores" podría convertirse en la primera prueba escrita y sólida de que el Ejército israelí dio órdenes a sus soldados de disparar contra los servicios de rescate y el personal de Cruz Roja que operaba en la Franja de Gaza durante la ofensiva en este territorio palestino conocida como 'Plomo Sólido', según un reportaje del diario israelí 'Haaretz'. Hasta ahora, había varios indicios que apuntaban a que los militares israelíes disparaban contra los sanitarios, lo que provocó la muerte de palestinos heridos o desangrados o que quedaron aislados. Además, los cadáveres permanecieron en las calles durante días o incluso semanas ante la imposibilidad de rescate. En total, 'Plomo Sólido' se saldó con la muerte de 1.434 palestinos muertos y más de 5.000 heridos, según datos palestinos. Un oficial israelí en la reserva que no participó en 'Plomo Sólido' explicó en declaraciones a este diario que esta nota es una orden de un oficial de baja graduación transmitida antes de la sesión informativa diaria para los soldados. La hoja, titulada "Evaluación situacional", fue hallada por un investigador de campo del Centro Palestino para los Derechos Humanos en la casa de la familia de Sami Dardone, en Jabal al Rayes, al este de Jabalia, en el norte de la Franja de Gaza. La familia Dardone vive en unas 40 casas de esta barriada, construida sobre una colina. Parte de estas viviendas fueron ocupadas por el Ejército israelí para albergar a militares y utilizarlas como puntos de vigilancia y de tiro durante la ofensiva. La mayoría de estas casas quedaron gravemente dañadas por el bombardeo israelí de los primeros días de la ofensiva y durante el inicio de la ofensiva por tierra. Los habitantes huyeron el 4 de enero y cuando regresaron, el 18, hallaron algunas de las casas totalmente destruidas por los israelíes. Fuentes militares indicaron a 'Haaretz' que "no es un documento oficial firmado por un mando concreto y el Ejército no puede comentar fragmentos de frases anotadas en un trozo de papel". "No puede ser interpretado como una directiva o una instrucción de un mando" militar, dijo. El reservista consultado por el diario explicó que el autor de la nota, un comandante de sección o de compañía, pretendía informar a los soldados de una orden recibida desde instancias superiores. "Las normas de enfrentamiento no las decide un comandante de sección o de compañía", afirmó uno de los reservistas consultados. La nota está fechada el "16.1.08", una clara errata, ya que en el texto se comenta la posibilidad de que se declare un inminente alto el fuego, algo que se debatía públicamente en el escenario político israelí a mediados de enero. "Las próximas 24 horas son importantes. Es probable que ellos (Hamás) no acepten el acuerdo", indica el autor en la nota. Además, se menciona al "ministro del Interior", en referencia al ministro de Hamás, Said al Sayam, muerto el 15 de enero en un bombardeo israelí en el que también fallecieron otros cuatro miembros de su familia y otras cinco personas más. En la parte de abajo de la nota se puede leer "Reglas de enfrentamiento: disparar también contra los rescatadores. No a mujeres y niños. Más allá del 'tantcher', incriminación". El tantcher es la ruta Saladino, que comunica la Franja de norte a sur, por lo que podría referirse a la posibilidad para disparar contra quien cruce esta carretera, al este de la cual estaban desplegadas la mayoría de las fuerzas israelíes. Otro reservista, que tampoco participó en 'Plomo Sólido', indicó que "incriminación" es la expresión utilizada para el proceso de identificación de sospechosos equivalente a una orden de disparar primero al aire y luego a las piernas. Sin embargo, indicó que militares que sí entraron en la Franja de Gaza aseguran que la "incriminación" es una orden de disparar a matar. El portavoz militar respondió que el Ejército "recibió instrucciones inequívocas de no disparar a quien se identifique mientras no estén implicados en combates y de ayudar a heridos palestinos en función de las condiciones de batalla". La última porción del documento lleva por título "Rutina Operativa - Calendario para la lucha", e incluye apartados referidos a los relevos de guardia, responsabilidades sobre el equipamiento del pelotón. Hay un anexo especialmente fuera de lo común, titulado "Cagar en las casas", cuyo significado desconocen tanto el reservista como el soldado entrevistados por el diario. No obstante, varias de las casas ocupadas por soldados israelíes en la Franja han sido devueltas a sus propietarios en condiciones insalubres. La familia Dardone asegura que sus ropas estaban apiladas y manchadas con heces. Un portavoz del Ejército israelí explicó que los soldados atrincherados recibían órdenes de hacer sus necesidades en zonas alejadas de los disparos, generalmente en el interior de la casa, "durante el tiempo necesario y de la mejor manera posible" para desarrollar mejor sus operaciones.