Hamás critica el informe exculpatorio del Ejército israelí sobre la actuación en Gaza

  • Gaza, 23 abr (EFE).- El movimiento islamista Hamás calificó hoy de "intento de engañar a la opinión pública internacional" el informe exculpatorio efectuado por el Ejército israelí sobre su actuación en la reciente ofensiva en la Franja de Gaza.

Gaza, 23 abr (EFE).- El movimiento islamista Hamás calificó hoy de "intento de engañar a la opinión pública internacional" el informe exculpatorio efectuado por el Ejército israelí sobre su actuación en la reciente ofensiva en la Franja de Gaza.

La conclusión de las pesquisas de que los militares israelíes actuaron con respeto al Derecho Internacional en tiempo de guerra forma parte de una "nueva política nazi que Israel adopta para justificar las acciones de su arsenal militar", aseguró Ismail Radwan, portavoz de Hamás.

"Por medio de estos resultados, el Ejército israelí trata falsamente de aparecer como inocente y respetuoso del derecho internacional", agregó.

La investigación interna, cuyos resultados fueron difundidos ayer, concluye que el Ejército israelí no cometió crímenes de guerra en su ofensiva militar en Gaza de diciembre y enero pasados, en la que murieron unos 1.400 palestinos, en su mayoría civiles.

Según las pesquisas -dirigidas por cinco coroneles que no estuvieron implicados en los combates- los soldados israelíes no mataron de forma deliberada a civil palestino alguno, aunque sí cometieron algunos "errores", como el que provocó la muerte a veintiún civiles de la misma familia.

En la ofensiva israelí, la de mayor envergadura en la Franja en décadas, murieron unos 1.400 palestinos, la mayoría civiles y entre ellos cientos de niños, según el recuento que hicieron el Ministerio palestino de Salud, los hospitales de Gaza y ONG.

El Ejército israelí cifró en marzo el número de muertos en 1.166, y sostuvo que 709 de ellos eran milicianos.

A lo largo del conflicto, y sobre todo tras su fin, numerosas organizaciones internacionales denunciaron que el Ejército israelí cometió crímenes de guerra y pidieron la apertura de causas judiciales contra sus dirigentes políticos y militares.

Entre las denuncias abiertas está el uso de munición con fósforo blanco en zonas pobladas, prohibido por los tratados internacionales.

Ayer, tras recibir el informe, el ministro de Defensa, Ehud Barak -que dirigió la ofensiva como titular de la misma cartera pero en el anterior gobierno de Ehud Olmert- interpretó los resultados como una confirmación más de que "el Ejército israelí es uno de los más éticos del mundo" porque "no tiene miedo a investigarse a sí mismo".

Un miembro del equipo negociador de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) reaccionó a los resultados de las pesquisas con una alusión a que "si los criminales tuviesen la oportunidad de juzgarse a si mismos, las cárceles de todo el mundo estarían vacías".