Israel bombardeó el convoy de presuntos traficantes de armas en Sudán, según fuentes oficiales de EEUU

NUEVA YORK, 27 (EUROPA PRESS) Aviones de la fuerza aérea israelí atacaron la caravana de presuntos traficantes de armas el pasado mes de enero en Sudán que se dirigía a Egipto y que, según algunas fuentes, tenía como destino la Franja de Gaza y como receptores a milicianos de Hamás. Casi todos los ocupantes de los vehículos fallecieron en el bombardeo. Así lo indicaron hoy fuentes oficiales estadounidenses al diario 'The New York Times', que añadieron que el ataque tuvo lugar en plena ofensiva militar en la Franja con el objetivo de detener el flujo de armas con destino a Gaza. Dos fuentes oficiales que tuvieron acceso a informes clasificados de los servicios de Inteligencia explicaron que estos textos señalan que Irán estuvo implicado en los intentos por introducir armas en Gaza y que la Guardia Revolucionaria utilizó para ello el territorio sudanés. No obstante, un antiguo responsable estadounidense aclaró que la procedencia exacta de las armas no se sabe por el momento, según 'The New York Times'. Aunque el bombardeo tuvo lugar hace dos meses, no se conoció hasta ayer, cuando autoridades sudanesas informaron de que un convoy de camiones fue atacado en el este del país por lo que denominaron "combatientes americanos" y que decenas de personas murieron. Un portavoz del Gobierno sudanés, Rabie A. Atti, situó el balance de víctimas en más de 40, aunque el número exacto sigue siendo desconocido, y después afirmó que la caravana atacada no transportaba armas. En cuanto a la nacionalidad de las fuerzas que atacaron, Atti subrayó que no diferencia "entre Estados Unidos e Israel" porque "son uno solo". Tras estas declaraciones, el portavoz del Comando estadounidense en África, Vince Crawley, desmintió que sus aviones bombardearan en Sudán. "El Ejército de Estados Unidos no ha llevado a cabo ningún ataque aéreo, no ha lanzado ningún misil ni ha realizado ninguna operación de combate en o en los alrededores de Sudán desde octubre de 2008", indicó. Así, una de las fuentes anónimas citadas por 'The New York Times' confirmó la responsabilidad de Israel en el bombardeo de enero y aseguró que éste fue uno de algunos ataques que llevó a cabo el Ejército israelí contra el envío de armas a Gaza. El primer ministro saliente de Israel, Ehud Olmert, no comentó directamente estas informaciones, pero en un discurso pronunciado ayer en la ciudad de Herzliya manifestó: "Estamos emprendiendo acciones allá donde podemos atacar la infraestructura terrorista, en lugares cercanos y en otros no tan cercanos". En este sentido, el general retirado Shlomo Brom señaló ayer en el Instituto de Estudios de Seguridad Nacional, en Tel Aviv, que sería "muy lógico" que Israel hubiera querido bombardear un convoy de armas en Sudán. "Encaja exactamente con el patrón de cómo opera Israel", añadió.