La ONU cuestiona la legalidad de la ofensiva israelí contra la Franja de Gaza

La ONU cuestiona la legalidad de la ofensiva israelí contra la Franja de Gaza

La ONU cuestiona la legalidad de la ofensiva israelí contra la Franja de Gaza

GINEBRA, 23 (EUROPA PRESS) El relator de Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos en los territorios palestinos, Richard Falk, cuestionó hoy que el Ejército israelí cumpliera el principio de distinción que, bajo el Derecho Internacional Humanitario, obliga a diferenciar entre combatientes y no combatientes, en la reciente ofensiva en la Franja de Gaza. Durante la presentación de un informe ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, el experto destacó que la cifra de civiles palestinos muertos en la operación fue superior a la de combatientes. "Este hecho sugiere que Israel no respetó su obligación de distinguir entre objetivos civiles y militares", sostuvo, citado por la agencia de noticias de la ONU. El investigador indicó que durante los 22 días de ataques israelíes por tierra, mar y aire, desde el 27 de diciembre hasta el 18 de enero, murieron 1.434 palestinos, de los cuales 960 eran civiles. Israel, por su parte, registró 13 bajas, tres a causa de los cohetes lanzados por milicianos palestinos contra el territorio israelí. Según el relator de la ONU, estas cifras demuestran también la desigualdad del conflicto y ofrecen razones para cuestionar la legalidad de un asalto militar contra una sociedad esencialmente indefensa. Asimismo, condenó el hecho de que las fronteras de la Franja de Gaza estaban cerradas, lo cual impidió la huída de los civiles. "El confinamiento obligatorio de la población civil de Gaza en la zona de combate durante la operación le negó la opción de buscar refugio. Esta política debe ser considerado como una nueva forma de crimen de lesa humanidad, debe ser reconocida como tal formalmente y prohibida explícitamente", dijo Falk. Falk denunció que a todas las personas con pasaportes extranjeros les fue permitido abandonar la Franja de Gaza, mientras que a los palestinos --incluyendo a los enfermos, discapacitados, huérfanos, ancianos y heridos-- se les negó esa posibilidad. Según dijo, este comportamiento dio lugar a acusaciones de revanchismo antipalestino, que han sido reforzadas por testimonios oculares de frases racistas escritas por las tropas israelíes en las viviendas de la Franja de Gaza. El relator de la ONU consideró que mientras se sigan negando las necesidades básicas a los palestinos, así como su derecho a resistir la ocupación dentro de los límites del Derechos Internacional, continuarán los ataques contra Israel y sus intentos de asegurar su seguridad bajo las condiciones de una prolongada ocupación. LLAMAMIENTO A ISRAEL Por otro lado, un grupo de nueve relatores especiales de la ONU instó hoy a las Fuerzas de Defensa de Israel a revelar los resultados de sus investigaciones internas de los incidentes irregulares ocurridos en la Franja de Gaza y a cumplir con las leyes que se apliquen en tales casos. En un informe conjunto presentado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU por el relator especial de Derecho a la Alimentación, Olivier de Schutter, los investigadores expresaron preocupación por las informaciones que indican que el Ejército israelí ha adoptado medidas para proteger a sus oficiales de posibles acusaciones por sus acciones en el territorio palestino. Además de la decisión de retrasar la divulgación de los hallazgos de las indagaciones, el Ejército ha reunido evidencias que podrían usarse para exonerar a los acusados en caso de que se iniciara un proceso judicial, según algunas informaciones. "En este sentido, queremos enfatizar que la responsabilidad primaria de garantizar el respeto de las leyes humanitarias internacionales recae en el sistema nacional de justicia", dijo de Schutter en nombre de los expertos. Agregó que si el sistema de justicia militar o civil de Israel actúa con transparencia y responsabilidad, el Ejército israelí no tendría por qué temer que sus efectivos sean acusados en jurisdicciones extranjeras. Siete responsables militares de Israel, entre ellos el ex ministro de Defensa Benjamín Ben Eliezer, están siendo investigados en la Audiencia Nacional española por un bombardeo de la Franja de Gaza en 2002 en el que murieron 14 civiles ante la pasividad de la justicia hebrea. Entre las cuestiones más importantes de investigar, el experto destacó las denuncias de ataques a civiles y ejecuciones extrajudiciales, el uso de ciertas armas como las bombas de fósforo blanco y los ataques a personal médico y humanitario.