La ONU pide protección para los menores atrapados en la guerra de Sri Lanka

  • Naciones Unidas, 20 feb (EFE).- La enviada especial del secretario general de la ONU para los Niños en Conflictos Armados, Radhika Coomaraswamy, pidió hoy que se proteja a los miles de menores atrapados en el fuego cruzado entre el Ejército de Sri Lanka y la guerrilla tamil.

Naciones Unidas, 20 feb (EFE).- La enviada especial del secretario general de la ONU para los Niños en Conflictos Armados, Radhika Coomaraswamy, pidió hoy que se proteja a los miles de menores atrapados en el fuego cruzado entre el Ejército de Sri Lanka y la guerrilla tamil.

"La protección de los civiles, y particularmente de los niños, debe ser la primera prioridad en el conflicto de Sri Lanka y ambos lados deben actuar con responsabilidad", dijo Coomaraswamy en un comunicado.

La enviada especial de la ONU advirtió a los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil (LTTE) que deben permitir el traslado de todos los civiles, particularmente de los menores, a zonas alejadas del frente del combate.

Al mismo tiempo, pidió al Gobierno que sea más cauteloso en el uso de la artillería y los bombardeos aéreos para así evitar bajas civiles.

"Las imágenes de niños muertos, mutilados y heridos que llegan de la zona de Vanni, en Sri Lanka, son perturbadoras", consideró Coomaraswamy.

La enviada especial criticó particularmente la "despreciable" práctica de la guerrilla tamil de reclutar a menores como combatientes y enviarlos "a una muerte casi segura".

"El suicidio colectivo es una opción intolerable", afirmó.

Por ello, también apremió al Ejército de Sri Lanka a adoptar las medidas necesarias para evitar la muerte innecesaria de estos niños soldados en el campo de batalla.

El Gobierno ceilanés aseguró que rodeó a la guerrilla tamil en la última ciudad en su poder tras la conquista de un pueblo de pescadores en el noreste del país.

De acuerdo a una nota oficial, el Ejército tomó el pueblo de Amplavanpokkani y se encuentra a las puertas del último núcleo urbano en poder del LTTE, Puthukkudiyirippu.

El LTTE controla apenas 100 kilómetros cuadrados en el distrito de Mullaitivu, que había servido tradicionalmente como su centro de operaciones y donde se encuentran atrapados en el fuego cruzado unos 250.000 civiles, según datos de las organizaciones de ayuda.

Los tigres han ido perdiendo el control de sus territorios en el este y el norte del país desde que el Ejército comenzó una fuerte ofensiva en la segunda mitad del año 2007.