Lieberman vincula la paz con el desarme de Hamás

Lieberman vincula la paz con el desarme de Hamás

Lieberman vincula la paz con el desarme de Hamás

JERUSALÉN (Reuters) - El ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, dijo en unas declaraciones publicadas el jueves que sería difícil hacer progresos en las conversaciones de paz con los palestinos mientras los islamistas de Hamás controlen la Franja de Gaza.

"Los palestinos deben, en primer lugar, confrontar el terror, tomar el control de Gaza y desmilitarizar Hamás", dijo el ultraderechista Lieberman al periódico Haaretz. "Sin esto, será difícil avanzar", añadió.

Lieberman enconó a los palestinos y planteó la perspectiva de tensión sin Washington el miércoles al decir que Israel no se sentía comprometido por los acuerdos para comenzar las negociaciones de creación de un estado palestino.

En su primer día en el Ministerio de Exteriores, Lieberman dijo que la declaración de Annapolis mediada por Estados Unidos en 2007 "no tenía validez", confirmando así un cambio en la postura de Israel hacia los palestinos bajo el nuevo primer ministro Benjamin Netanyahu.

La Casa Blanca respondió a estas declaraciones asegurando que estaba comprometido en trabajar en una solución de dos estados. "Entendemos que tendremos discusiones sinceras", dijo un portavoz estadounidense.

Según los acuerdos alcanzados en la conferencia en Annapolis, Israel y los palestinos intentaron revivir las negociaciones de paz abordando aspectos claves que lleven a un estado palestino.

Lieberman, inmigrante soviético denunciado como racista por muchos árabes, dijo a Haaretz que Israel sólo estaba obligado a cumplir los compromisos a los que llegó en la "hoja de ruta" de 2003, que incluyen la retirada de puestos no autorizados y congelar la actividad de los asentamientos.

La hoja de ruta, también respaldada por Estados Unidos, pide a los palestinos dejar de realizar ataques contra Israel antes de llevarse a cabo cualquier negociación sobre la forma final de un acuerdo para un estado.

"Israel cumplirá con sus obligaciones en relación a la hoja de ruta y las cumplirá, pero debe ser recíproco", dijo Lieberman.

Las palabras de Lieberman el miércoles confirmaron que el Gobierno de Netanyahu ha retirado el compromiso de su predecesor de negociar sobre fronteras y asuntos como el estatus de Jerusalén antes de que ambas partes hayan cumplido los compromisos e la hoja de ruta.

Eso podría relegar a las negociaciones sobre un Estado aún más en el futuro. Con Gaza en manos de los islamistas de Hamás, muchos dudan de que los líderes palestinos respaldados por Occidente en Cisjordania puedan cumplir pronto con las condiciones de seguridad israelíes para esas negociaciones.

"Quienquiera que piense que logrará algo por la vía de las concesiones, no, sólo invitará a más presión y más guerras", dijo Lieberman a Haaretz.

"Si quieres paz, prepárate para la guerra", añadió.

Netanyahu no ha respaldado un estado para los palestinos, diciendo que en su lugar quiere centrar las conversaciones en apoyar la economía palestina y en temas de seguridad.

El partido Yisrael Beiteinu del ultranacionalista Lieberman es el gran aliado del Likud de Netanyahu en el gabinete.