Los refugiados en Sri Lanka son ya 280.000 y la ONU sigue sin acceso en las zonas de conflicto

  • Ginebra, 20 may (EFE).- El número total de refugiados que han huido de los combates en Sri Lanka asciende ya a 280.000 personas, 80.000 de las cuales huyeron en los últimos tres días, según el Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR).

Ginebra, 20 may (EFE).- El número total de refugiados que han huido de los combates en Sri Lanka asciende ya a 280.000 personas, 80.000 de las cuales huyeron en los últimos tres días, según el Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR).

La principal preocupación es el hacinamiento en los campos de refugiados, donde los servicios son mínimos y no logran abastecer las necesidades de los desplazados.

"Los civiles que llegan de las zonas de conflicto están hambrientos, malnutridos y deshidratados", dijo el portavoz del ACNUR, Ron Redmon.

Pero lo peor, según distintas agencias humanitarias de la ONU, es que el gobierno de Sri Lanka sigue sin permitir el acceso a las zonas de combate, lo que hace temer por la vida de decenas de miles de civiles atrapados durante semanas entre el fuego cruzado del Ejército y de los guerrilleros tamiles.

"Las agencias de la ONU necesitamos y seguimos pidiendo libre acceso a todo el territorio para poder atender a las personas que lo necesiten", afirmó Elisabeth Byrs, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

El Ejército de Sri Lanka dio el lunes por concluidos los cerca de 27 años de guerra en el país tras acabar con la cúpula y los últimos guerrilleros de los tigres tamiles, en una ofensiva de varios meses durante la que han muerto miles de civiles.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, visitará Sri Lanka el próximo sábado.

Hoy se ha conocido que Ban se entrevistó ayer en Ginebra con el ministro de Salud de Sri Lanka, Nimal Siripala De Silva, y le mostró su preocupación por la situación.

Siripala De Silva ejerce este año como presidente rotativo de la Asamblea Mundial de la Salud, que se desarrolla en Ginebra esta semana.

La Asamblea cuenta con cinco vicepresidentes, con lo que, en caso de necesidad, el presidente podría renunciar y el cargo sería ocupado por uno de sus sucesores.

Los violentos combates entre los tamiles y el Ejército ceilandés han causado desde comienzos de año la muerte de más de 6.500 civiles, según cálculos extraoficiales de la ONU, a falta de añadir los datos de las últimas semanas, ya con la guerrilla cercada junto a miles de personas que usaba para protegerse.

Según los cálculos de la ONU, entre 80.000 y 100.000 personas han perdido la vida en 27 años de guerra.